¡Muy buenas noches a todos! 😀

Comienzo la que va a ser la primera entrada de nuestro blog, en el que os contaré brevemente el día a día de nuestros estudiantes con sus familias canadienses, diciendo que ¡por fin estamos en Brampton, Ontario! Ha sido un viaje largo, con sus millones de horas de vuelo en el que nuestros chicos han pasado el tiempo escuchando música, viendo pelis, o empezando a conocerse. Alguno ha aprovechado para echarse un sueñecillo, que lo íbamos a necesitar.

Después de aterrizar en Toronto y de sobrevivir al temido control de aduanas y su interrogatorio, en el que los policías se han enterado de que entre todos llevábamos de regalo en las maletas medio supermercado español (ojo, ¡¡lo hemos pasado todo!! OLÉ), hemos recogido el equipaje y nos hemos dirigido al autobús que nos llevaría hasta Brampton para encontrarnos con nuestras familias anfitrionas. Y ¡cuál ha sido nuestra sorpresa! que el autobús era el típico autobús escolar amarillo que sale en las pelis.

Guardando las maletas

Así que con la calorina que tienen por aquí nos hemos dirigido al punto de encuentro para conocer a las que serán nuestras familias canadienses durante las próximas tres y cuatro semanas. ¡Qué nerviosos estaban todos, alumnos y familias!

Los chicos dentro de nuestro autobús amarillo

Y para acabar os resumo lo que han hecho algunos de nuestros estudiantes con sus familias esta tarde. Jimena nos cuenta que su familia la ha llevado a la universidad a ver un partido de baloncesto, y después han ido a tomar un helado cerca de lo que parecía una concentración de coches antiguos. ¡Seguro que ha sido todo un espectáculo!

Mónica ha aprovechado para deshacer la maleta y después ha ido con su familia a merendar al parque. Y Carla ha conocido a un montón de familiares y han estado bailando rap en una fiesta improvisada. ¿Habrá podido llevar el ritmo de su familia anfitriona? 😉

Todos han aprovechado para deshacer la maleta, y algunos han preferido quedarse en casa descansando un poco mientras esperaban a sus compis franceses, mientras que otros han acompañado a sus familias para recogerlos a su llegada.

That’s all for today, folks! Mañana os traeré otro capítulo de las aventuras de nuestros queridos estudiantes con sus familias canadienses.

¡A descansar!