Hello, hello!

Poco a poco vamos llegando al final de nuestra primera semana aquí, que rápido corre el tiempo cuando te lo estás pasando bien.

Esta mañana la rutina ya establecida de levantarse, desayunar, lavarnos lo dientes y para clase fue perfecta. Tengo unos chicos y chicas geniales porque casi no tengo que ir detrás de ellos para que no lleguen tarde 🕗

Por la tarde nos tocó ir al museo de cera nacional y menos mal porque el día no pintaba muy bueno y hacía un poquito de frío para estar fuera. Esta claro que los pantalones cortos no van a salir nunca de la maleta 🙅

El National Wax Museum fue mucho más impresionante de lo que nos imaginábamos. Había figuras de cantantes, actores, escritores, políticos… pero también había un laberinto de espejos en el que más de uno se dio un cabezazo al equivocarse de camino jaja. Donde más rato estuvimos fue en la parte del museo en el que se encontraban las figuras de los personajes de las películas de terror más icónicas. Avanzábamos lentamente porque en cualquier momento nos íbamos a llevar ¡un susto!

Por la noche jugamos a “infección zombie” y acabamos agotados de tanto correr. El juego consiste en que todos nos escondemos mientras una persona con la cara pintada de rojo (porque está infectado) cuenta hasta 20 (parece el típico juego del escondite pero no es así) y cada vez que pilla a alguien le pinta la cara también, y así hasta que solo queda un superviviente, que es el ganador. Para escoger quién era el primer infectado jugamos al juego de Jenga y quien tirara primero la torre sería el elegido. Después de mucha tensión Bea fue la que derrumbó la construcción de tacos de madera.

En la primera foto salen las chicas en el “pasillo del tiempo” en el museo de cera:

9B7B88B7-E129-49B4-A878-8F5D20116237

Aquí tenemos a Luis y Bea intentando sacar uno de los tacos de madera de la torre sin que se derrumbara:

16614154-A82C-4E96-A84E-7B5BF185ADBD 71663E31-7C30-4261-8311-9752E7B309EA

Y esto ha sido todo por hoy 😊