Como cada mañana, los chicos se prepararon para ir a clase de inglés. Parece que están aprendiendo mucho y conociendo a muchos otros chicos de su edad. Hoy es el cumpleaños de Álvaro y todo el mundo se ha acercado a desearle un buen día y mostrarle su afecto, incluso le han cantado el cumpleaños feliz en el comedor durante el desayuno. Después de comer, nos hemos reunido con los coordinadores de actividades en el aparcamiento y hemos ido en autocar hasta Horsham, una pequeña localidad a diez minutos del pueblo.

WhatsApp Image 2018-07-10 at 21.22.55

Una vez allí, los chicos han tenido dos horas para explorar la ciudad y reponer su alijo de chucherías. Deberíais ver cómo se les ilumina la cara cada vez que ven algo nuevo que no se vende en España. Ya son fans de Poundland, donde hemos pasado un rato haciendo una pequeña compra de equipo para la actividad que habíamos preparado. Como teníamos tres horas muertas entre la vuelta de Horsham y la cena, les propuse una serie de actividades que podríamos hacer por nuestra cuenta en el campus. Entre todos decidieron que lo que más les apetecía era cocinar algo en casa, así que bajamos a nuestra enorme cocina y nos pusimos a hacer galletas de chocolate con la colaboración de nuestros buenos cuates, el grupo de Ciudad de México.

WhatsApp Image 2018-07-10 at 18.08.09

WhatsApp Image 2018-07-10 at 21.02.48 (1)                   WhatsApp Image 2018-07-10 at 20.54.28                  WhatsApp Image 2018-07-10 at 21.02.48

Entre todos firmamos una tarjeta de cumpleaños para Álvaro y pasamos un buen rato bailando y comiendo galletas. Los chicos fueron muy responsables y ayudaron a limpiar hasta dejarlo todo como estaba.

WhatsApp Image 2018-07-10 at 21.02.48 (2)

Al rato fuimos a cenar y después a las actividades vespertinas. A la vuelta, los chicos vieron el partido Francia vs Bélgica y después les enseñé a poner la lavadora ¡Ya no tienen excusa para no hacerlo en casa! ¡De nada!