¡Hola madres y padres!

Ya estamos casi al final de nuestra tercera y última semana. Estamos pasando unos días más bien relajados a nivel de clases y actividades, ya que algunos grupos se volvieron a sus casas el fin de semana pasado y el campus está un poco vacío. Además, el tiempo irlandés nos ha acompañado…

Las clases siguen yendo con normalidad y mañana, viernes, tendrán la ceremonia de entrega de diplomas. Aunque eso lo contaremos en la próxima entrada, seguro que es todo un éxito.

Esta semana hemos tenido algunas excursiones muy chulas. El martes después de la comida, por ejemplo, nos fuimos a Phoenix Park. Es el parque dentro de una ciudad más grande de toda Europa y tiene numerosos monumentos y senderos por los que se puede andar durante horas. También hay ciervos deambulando por el parque a los que te puedes acercar y dar de comer con tu mano. 🦌🦌

ciervo

El miércoles aprovechamos que no había ninguna actividad destacable por la tarde para llevar a los chicos a un outlet que pilla a las afueras de Dublín (sí, ¡por fin!). Al llegar y sin previo aviso, nos cayó el mayor chaparrón que hemos tenido aquí hasta ahora. Pero quitando esa lluvia imprevista y que hubo mucho tráfico para regresar al campus, estuvo muy bien y muchos se compraron alguna cosita o souvenirs para seres queridos (Seguro que algunos de vosotros recibís algo 😉 ). Otros de los estudiantes prefirieron no venir al outlet por lo que se quedaron en el campus con otros compañeros haciendo actividades diversas y practicando su inglés.

Hoy, una vez comidos, iremos a la galería de ciencia en la ciudad. Todos tenemos algo de curiosidad y muchas ganas de ver qué cosas vamos a poder aprender y descubrir acerca de la ciencia.

Como ya hemos comentado, estos días está haciendo peor tiempo; más frío y lluvia, por lo que no hemos podido aprovechar tanto como hubiésemos querido, pero es lo que tiene Irlanda… Ayer durante la tormenta, por ejemplo, un chico de Córdoba dijo que no había visto llover tanto en su vida.

sdfghj

Como ya os hemos dicho, por esto y porque hay menos gente, el resto de las actividades de por las tardes están siendo más tranquilas. Hemos visto un par de películas, jugado a juegos de mesa y, cuando el tiempo nos lo ha permitido, hemos practicado deporte y juegos al aire libre con actividades como fútbol o Rounders, que es un juego irlandés similar al béisbol.

En fin. El sábado contaré que tal ha sido el último fin de semana y cómo van los preparativos para volver.

¡Un saludo a todos!