Hi there!

Saludos desde Hull. Seguimos con nuestra rutina semanal de clases, comidas y actividades. Hoy se nos hizo un poco más duro levantarnos, ya que ayer la prom duró hasta bastante tarde, pero las clases no esperan a nadie y había que madrugar como todos los días.

Tras las clases y la comida, nos juntamos para hacer drama y deportes en el campus de la residencia. En esta clase de drama tuvimos profesora nueva que nos hizo perder la vergüenza, o al menos lo intentó. Hicimos juegos de expresión corporal, de actuación e interpretación. Como podréis  imaginar, muchos de ellos tienen la expresividad de un cartón de leche, ¡ja ja ja! Esperemos que la próxima estén algo más participativos.

En la parte de deportes nos enseñaron a jugar a volley, un deporte muy popular aquí pero que en España no practicaba nadie del grupo y no es demasiado conocido. Eric y Allan nos enseñaron las reglas básicas y a jugar, aunque al no tener mucha costumbre la mayoría fuimos bastante patosos y nos echamos unas risas. Después fuimos un rato de compras a Cottingham, el pueblecito de aquí al lado, a comprar algo de comida para picar entre horas en la residencia, ¡esperamos no devolvéroslos rodando!

Hoy como novedad se han incorporado dos nuevos estudiantes al grupo, Mario, de Madrid, y David, de Vigo. Los que ya estaban los han acogido de maravilla y se han sentido muy queridos desde el primer momento. Mañana tendrán la prueba de nivel y empezarán nuestra rutina ¡dos más en la familia!

En el Hull Deep Con la estatua del tiburón

Por último, por la noche, nos prepararon un casino en el comedor donde aprendimos algunos de los juegos típicos: póker, ruleta, blackjack (aquí son bastante expertos). También hubo twister, jenga, scrabble y otros juegos para los que no les apeteció el casino, al final todos lo pasamos genial.

Mañana os contamos más, familias.

Eva y Lorenzo