Spanglish: un ¿idioma? en expansión

 
Cervantes Spanglish, Quijote
 

Como si de una receta de cocina se tratara —o unas instrucciones escritas por Walter White—, el spanglish se ha estado cocinando a fuego lento durante muchos años. Surgida de una mezcla entre el inglés y el español, la mayoría de la gente se muestra reticente a reconocer esta lengua híbrida como un idioma, aunque millones de personas lo usan a diario.

El lenguaje tiene vida. Es algo dinámico que experimenta constantes evoluciones. No se debe hablar de “palabras que no existen”, ya que cualquier palabra existe desde el mismo instante en el que es escrita o pronunciada. Que el uso de esa palabra sea o no el correcto o aceptado, es harina de otro costal. Si por ejemplo, la mayor autoridad en lo referente a un idioma —en nuestro caso, la Real Academia Española—, incluye en un diccionario un término, aceptándolo como válido, el resto de mortales no tenemos más remedio que aceptarlo como parte de nuestra lengua por muy mal que suene o muy poco que nos guste.

Ahora bien, un idioma no existe desde el instante que todas sus palabras aparecen recogidas en el diccionario. De hecho, es al revés: cuando un vocablo está muy extendido, las academias se hacen eco del uso popular que existe y lo aceptan. Esto puede ser el caso de muchos tecnicismos y anglicismos que incorporamos y usamos de manera aceptada, sobre todo en el mundo de la tecnología, como por ejemplo “googlear” o “bloguear”.

1. Limpiar bien los Collins Dictionaries, cortarlos en láminas  y salpimentarlos.

2. Sofreír a fuego lento y, cuando empiecen a tomar un ligero color dorado, añadir una pizca de Oxford Dictionary.

3. Darles unas vueltas y agregar abundante Diccionario de María Moliner picado.

4. Incorporar la pastilla de caldo de DRAE 23.ª edición y dejar hervir 20 minutos a fuego medio.

5. Se deja reposar cinco minutos y ¡listo para servir!

 

Realmente, ¿qué se entiende por idioma?

Ya que la hemos mencionado antes, vamos a recurrir al diccionario de la Real Academia Española para encontrar la definición de idioma:

  1. Lengua de un pueblo o nación, o común a varios.
  2. Modo particular de hablar de algunos o en algunas ocasiones. En idioma de la corte. En idioma de palacio.

La definición de la DRAE acepta como idioma la forma de hablar de un determinado grupo con sus propias peculiaridades. Y es que claro, los idiomas son sistemas de comunicación verbal o gestual propios de una comunidad humana. Éstos a su vez pueden subdividirse en dialectos, que son variantes de una lengua asociada a una determinada zona geográgica. Existen países en los que, a pesar de que existen diferentes dialectos de una misma lengua, lo hablantes son capaces de entenderse entre sí. Sin embargo, hay casos en los que existen diferentes versiones de un mismo idioma (como el chino mandarín, el Wu o el cantonés, entre otras) que son bastante distintas pese a hablarse por los habitantes de un mismo país. Sin ir más lejos, el gallego se parece más al portugués que el español.

Por lo tanto, nos encontramos con personas que viven en un mismo territorio pero hablan idiomas diferentes. En la propia ciudad de Nueva York, se habla en el barrio del Bronx un inglés bastante diferente al de Manhattan. Y en África encontramos el mayor porcentaje de poliglotía: aunque no se ha podido determinar del todo cuáles son idiomas y cuáles dialectos, se hablan más de 2.000 lenguas en todo el continente.

 Ejemplos de spanglish
 

¿Y qué pasa con el Spanglish?

Ilan Stavans, autor del libro considerado el primer diccionario de spanglish publicado en 2003, con más de 6000 palabras, Spanglish: The Making of a New American Language, lo define como:

“El espansligh es el encuentro, quizás la palabra sea matrimonio o divorcio del inglés y el español, pero también de las civilizaciones anglosajonas e hispánicas no solo en los Estados Unidos, sino en todo el continente y probablemente también en España”.

Encontramos sus orígenes en el Puerto Rico de finales de los años 40, cuando el lingüista puertorriqueño Salvador Tió utilizó el término Spanglish para el español en el que se introducían vocablos en inglés, y Inglañol al inglés que se hablaba con términos en castellano. Aquí vemos que desde su origen no se concibió como un idioma ni un dialecto en sí mismo, sino como la mezcla de dos idiomas. Pero la realidad es que podemos encontrar defensores y detractores en ambos bandos.

Por un lado, hay quienes dicen que no se le puede considerar un idioma ya que nadie lo tiene como lengua nativa al no ser el idioma de una región, es decir, nadie nace en un lugar donde únicamente se habla spanglish.

Por otro lado, existe quien es de la opinión de considerarlo un idioma ya que suficiente gente lo habla. En Estados Unidos existen unos 53 millones de personas que hablan castellano, lo cual le convierte en el segundo país del mundo con más hispanoparlantes, por delante de España (más de 31 millones son de origen mexicano).

Porcentaje de mexicanos en EEUU

 

El destino del spanglish

Ni siquiera Raphael sabe qué pasará ni qué misterio habrá con el futuro del spanglish, pero si se analiza el fenómeno simplemente desde una perspectiva histórica, nos encontramos ante el nacimiento potencial de un nuevo idioma por fusión y evolución de dos idiomas en un territorio donde se usan ambas lenguas, por lo que solo el tiempo dirá si realmente se transforma en un idioma o no.

Por lo pronto, si te interesa ir aprendiendo los conceptos básicos, te dejamos un vídeo para que puedas wachar cómo suena by yourself. No forgetees comentar tu opinión about it.