Rescatamos 5 bandas británicas “malditas”

 

Rescatamos 5 bandas británicas malditas

 

No es fácil definir el concepto de banda “maldita” pero la mayoría de ocasiones que se enumera una lista de este tipo de bandas, se incide básicamente en la mala suerte o a hechos que truncaron el éxito o la trayectoria de la banda a analizar. Podemos hablar de tácticas fraudulentas de managers o discográficas, muertes repentinas, boicot por parte del “poder”, etc.

 

Badfinger

Badfinger es el ejemplo paradigmático de banda maldita. No ha habido ninguna banda que estuviera tan cerca del éxito masivo y lo perdiese absolutamente todo.

La banda nació en gales y pronto empezaron a despuntar con un estilo personal que daría lugar al llamado power pop. Llamaron la atención de los mismísimos Beatles, que los contrataron para su sello Apple e incluso Paul McCartney les cedió uno de sus mejores temas que no había entrado en el último disco de The Beatles llamado Come & Get It. Con este sencillo alcanzaron el éxito que mantuvieron con canciones como No Matter What o Without You.

El gran problema fue el manager de la banda, Stan Polley, que se quedó con todas las ganancias y los miembros de la banda se estaban arruinando. Para colmo Harry Nilsson grabó una versión de Without You que fue un éxito mundial y no llegó ningún dinero de los derechos. Polley se quedó con todo.

El líder de Badfinger Pete Ham, estaba completamente arruinado sin poder atender a su mujer ni sus hijos y a sus 27 años decidió acabar con su vida ahorcándose. Dejó una nota culpando a su manager.

Años después los miembros supervivientes de la banda con Tom Evans a la cabeza decidieron volver pero sus discos fueron un fracaso… Tom Evans también arruinado siguió el mismo camino que Pete Ham y se ahorcó en el jardín de su casa.

No es casualidad que la serie Breaking Bad utilizase en su última escena el tema de Badfinger Baby Blue, estableciendo paralelismos entre la trágica historia de la banda con la de la ficción del añorado personaje Walter White.

 

Joy Division

Joy Division es la banda más importante de post punk de todos los tiempos. Pero su reconocimiento no fue tal durante la existencia del grupo, sino que ha sido gracias a la influencia en artistas posteriores como U2 o The Cure entre tantos otros, que se han convertido en todo un referente primero en Inglaterra y luego en el resto del mundo.

Su primer disco Unkwown Pleasures llamó la atención en los Estados Unidos con una oferta millonaria de la compañía Warner Bros. pero la banda nunca llegó a contestar. Nunca estuvieron por la labor de promocionarse a ese nivel.

Su cantante, Ian Curtis, sufría episodios de epilepsia que cada vez eran más graves —incluso en el escenario— lo que, unido al divorcio de su mujer, le provocó una gran depresión de la que nuca pudo salir. Poco después de la salida de su segundo disco Closer y el hito Love Will Tear Us Apart, Curtis acabó con su vida ahorcándose mientras escuchaba el álbum de Iggy Pop The Idiot. Había muerto la banda, pero nació un mito que hoy día sigue siendo clave en la evolución de la música pop.

 

The Sex Pistols

La historia de The Sex Pistols fue tan explosiva que ha dado lugar a multitud de películas. Manejados por un manager sin escrúpulos, los Pistols eran una banda de jóvenes delincuentes que podía estallar en cualquier momento. Pero hicieron historia y su único disco, Nevermind The Bollocks es una obra maestra atemporal que seguirá sonando siempre con la misma frescura.

Las artimañas del manager Malcolm Mclaren y la actitud autodestructiva de Sid Vicious han elevado a The Sex Pistols a categoría de banda maldita.

Tras una gira errática por Estados Unidos, la banda se separó y cada componente se tomo su tiempo en un lugar diferente. Sid se instaló con su novia Nancy en el hotel Chelsea de Nueva York, ambos con una terrible adicción a la heroína.

El 12 de octubre de 1978, Nancy apareció asesinada en la habitación debido a unas heridas provocadas por un cuchillo. Sid no recordaba absolutamente nada de lo ocurrido y fue puesto el libertad a la espera de juicio. Hay diversas teorías acerca de la muerte de Nancy, pero las que tienen más sentido son la venganza del supuesto dealer que proporcionaba droga a la pareja o directamente un brote psicótico de Sid a causa de la adicción que realmente es la versión más plausible.

Nunca lo sabremos. El 1 de febrero de 1979 Sid murió de sobredosis a la temprana edad de 21 años. Se volvió a crear otro mito, esta vez a causa de su imagen y actitud ya que Sid carecía de cualquier talento para la música.

 

T-Rex

Marc Bolan también es uno de los artistas más influyentes de la actualidad. Su chispa para crear verdaderos himnos de canciones muy sencillas ha serivio como inspiración a cientos de grupos, pero no todo fue un camino de rosas durante su trayectoria.

A principios de los ’70, Bolan logró ser el primer artista del movimiento glam rock que consiguió el éxito masivo. Hasta 1973 fue el artista más reconocido de todo el país, pero entonces su amigo y competidor David Bowie que alcanzó la gloria con su personaje de Ziggy Stardust y desplazó de la corona al bueno de Marc.

Desde ese momento, cada movimiento de Bolan era comparado con Bowie y nunca supo evolucionar de la manera que lo  hizo El Delgado Duque Blanco. Los discos de T-Rex cada vez vendían menos y Bolan acostumbrado a su vida de estrella se sumergió en las drogas, dejando su imagen muy deteriorada.

Bowie por su parte seguía asombrando al mundo con cada obra y Bolan se quedaba a medias pese a ofrecer discos tan buenos como Zinc Alloy, con el que daba un gran paso como artista.

En 1977, Bolan volvió a primera plana con el Dandy In The Underword. De pronto, todas las bandas de punk rock lo citaban como héroe y prometía ser un resurgimiento en toda regla. En septiembre de ese mismo año apareció junto a Bowie en un programa de televisión y juntos interpretaron una improvisación que a la postre fue su última aparición. Días después Marc Bolan falleció en un accidente de coche.

 

Banda invitada: Hanoi Rocks

Hanoi Rocks fue la banda más importante de Finlandia en los años 80. Su imagen de forajidos, entre el glam y los Rolling Stones causó furor en su país de origen e Inglaterra llegando a ser influencia clave en todo el movimiento del hard rock posterior de grupos como Guns N’ Roses.

En 1984, Hanoi Rocks estaban en plena ebullición. Sus single Dont You Ever Leave Me estaba pegando muy fuerte y cada vez tenían más ofertas para llevar su música a todo el mundo, por lo que se fueron de gira por Estados Unidos, donde el disco había vendido más de 40.000 copias en 2 semanas y se perfilaba para ser un gran éxito.

El 8 de diciembre, en un descanso de la gira, los miembros de la banda se fueron de fiesta con los chicos de Mötley Crüe, que eran la banda de rock joven más importante del momento y el batería, Razzle, fue con el cantante de los Crüe, Vince Neil, a comprar más bebida para la fiesta. Vince perdió el control del automóvil y tuvieron un aparatoso accidente en el que Razzle murió en el acto y Neil salió ileso.

La banda nunca se pudo recuperar de la pérdida y se separaron dejando un legado envidiable que ha sido admirado por generaciones posteriores.