Rescatamos 5 bandas americanas malditas

 

rescatamos 5 bandas americanas malditas

 

Tras el repaso a las bandas británicas malditas de la semana pasada, hoy le toca el turno a artistas del otro lado del charco con una selección muy variada.

 

Jobriath

Jobriath nació como la respuesta americana a Ziggy Stardust de David Bowie. Bruce Wayne Campbell, como así se llamaba el artista en realidad firmó un contrato de 500.000 dólares con Elektra por dos discos, siendo una suma enorme para la época.

El mánager Jerry Brandt se las ingenió para convencer al poderoso presidente de Elektra de que tenía el rey del glam rock americano y los beneficios iban a ser millonarios. La campaña de promoción fue impresionante, con carteles que lanzaban mensajes como este por toda New York: “Elvis, The Beatles y ahora Jobriath” o carísima publicidad en autobuses o revistas mediáticas como Rolling Stone.

El disco salió en 1973 en pleno apogeo del glam rock en todo el mundo y Jobriath apareció en TV interpretando su “éxito” I’maman. La cosa no cuajó.

A pesar del éxito moderado del disco, no se llegaba ni a empezar a cubrir costes de promoción y producción y la sociedad no daba su visto bueno al artista. Jobriath fue el primer cantante abiertamente gay de la historia del rock y eso le cerró casi todas las puertas, no supo jugar como Bowie o Bolan con la ambigüedad y se vendió como “el hada del rock n’r roll”.

Elektra se dio cuenta de que el personaje no valía la pena y le cortó el presupuesto inmediatamente, aunque llegó a  grabar otro disco como última oportunidad.

Por supuesto, no tuvo ningún éxito y la carrera de Jobriath se acabó para siempre. Su vida personal fue en declive y en 1983 murió de SIDA convirtiéndose en la primera persona famosa que sucumbía a esta enfermedad.

Ahora se habla de Jobriath como una leyenda secreta del pop, pero lo cierto es que a pesar de contar con buenas canciones, el artista no tenía el magnetismo de una estrella. Juzgad vosotros mismos:

 

The Ramones

La historia de The Ramones es tan triste como apasionante. Se han escrito cientos de libros al respecto, pero lo cierto es que ninguno de los miembros de la banda pudo disfrutar del éxito mientras tocaban. Fueron unos trabajadores y, pese a no soportarse entre ellos, siguieron en la brecha durante décadas grabando buenos discos.

En los últimos 15 años hemos visto como todos los Ramones originales morían jóvenes. Joey, Johnny y más recientemente Tommy, fallecieron a causa del cáncer; el entrañable Dee Dee, siempre en el límite de los excesos, acabó sucumbiendo a las drogas y nos dejó tras una sobredosis de heroína.

Hoy en día, The Ramones son algo más que una banda. Su logotipo puede verse en millones de camisetas y accesorios que llevan personas que seguramente nunca sabrán que The Ramones fueron la primera y más importante banda de punk rock americano.

 

NWA

La NWA (Niggaz With Attitude) fue la primera banda de gangsta rap que logró el éxito en Estados Unidos. Su éxito fue tan fulgurante como su caída pero dejaron una huella enorme en la historia del hip hop. Eran unos tipos peligrosos, delincuentes surgidos de la peor zona de Los Angeles (Compton) que atacaban a la policía y exigían sus derechos en las canciones.

Sin duda, una banda absolutamente real hasta sus últimas consecuencias.  La publicación de su álbum Straight Outta Compton en 1988 fue un bombazo y se desató la histeria por la banda.

Poco a poco, los miembros de NWA empezaron a mostrar interés por sus carreras en solitario y otros proyectos. La banda quedó aparcada hasta que finalmente desapareció con la muerte de Eazy-E a mediados de los ’90 debido a complicaciones por el SIDA.

El resto de miembros han tenido carreras muy productivas destacando sin duda Dr. Dre que es el productor de hip hop más importante de todos los tiempos (descubridor de Snoop dog, EMINEM o 50 cent) y Ice Cube, quien ha compatibilizado su carrera como rapero con estrella de cine.

En agosto de este mismo año se estrena en todo el mundo la película sobre la NWA que promete ser el biopic del año.

 

Rock City Angels

La banda más olvidada de toda la explosión hard rockera de finales de los ’80. Se dice que eran tan buenos que eran los únicos que podían arrebatar el trono a Guns N’ Roses, que habían surgido con fuerza entre tanta banda blandita como Poison, Bon Jovi o Whitesnake.

Cuanta la leyenda que Geffen Records, la compañía de Guns N’ Roses, contrató a Rock City Angels para destruirlos desde dentro. Publicaron el disco Young Man’s Blues que hoy es pieza de coleccionista y las copias desaparecían misteriosamente de las tiendas. La mánager de la banda en aquel momento llegó a contar intentos de asesinato y quema de discos en contenedores.

¿La verdad?

Nunca lo sabremos, pero Rock City Angels pese a ser una buena banda, no eran competidores para GN’R y nunca hubieran llegado a ser mega estrellas. Su disco, que ahora podemos escuchar fácilmente, no era tan explosivo como nos hicieron creer. Como curiosidad, el guitarrista de la banda fue durante una buena temporada el archiconocido actor Johnny Depp, pero justo le surgió la oportunidad de ganarse la vida con el cine y escogió el camino correcto en su vida.

 

Elliott Smith

Uno de los últimos grandes talentos del pop rock americano independiente. Llegó al estrellato con la canción Miss Misery en la banda sonora de The Good Will Hunting y llegó a tocar en la ceremonia de los Oscar donde al parecer no se sintió nada bien.

Elliott Smith era un tipo con bastantes problemas psicológicos y abusaba del alcohol y otras sustancias. El 21 de octubre de 2003, Smith discutió con su novia y se encerró en el baño, donde al parecer murió por una puñalada autoinfligida con un cuchillo de sierra.

A pesar de que se sospecha que pudiera ser un crimen, no hubo investigación y se declaró la muerte por suicidio del artista.