Qué hacer si pierdo el pasaporte en el extranjero

Viajar es un placer que debemos experimentar todos de vez en cuando, ya que nos ayuda a desconectar de nuestra vida cotidiana a la par que nos acerca a nuevas culturas, costumbres e idiomas, enriqueciéndonos de una manera única.

Cuando organizamos nuestra maleta antes de viajar, siempre debemos meter por partes iguales: ilusión, ganas de pasarlo bien y una mentalidad abierta. Pero no tenemos que olvidar llevar también una dosis de precaución ante cualquier imprevisto que nos pueda truncar nuestros días de felicidad.

Hasta la persona más precavida puede tener algún susto pequeño durante su estancia en el extranjero. Nunca sabemos qué puede pasar y, cuando algún percance ocurre, muchas veces no sabemos cómo actuar en esas situaciones de desesperación. Para que todo quede en una simple anécdota que puedas contar después entre risas, te vamos a dar unos consejos para saber qué hacer si pierdes el pasaporte en el extranjero.

 

Qué hacer si pierdo el pasaporte en el extranjero

Lo primero de todo, tienes que poner una denuncia en la policía del país en el que te encuentres. Las autoridades deben tener conocimiento de lo que ha pasado, sobre todo si se trata de un robo

Después, debes dirigirte a la embajada o consulado de España —cuyo teléfono siempre debes tener anotado antes de emprender cualquier viaje— para comenzar los trámites para obtener un salvoconducto que te permita poder volver a viajar y regresar a casa. Para ello necesitarás llevar fotos de tamaño carnet, por lo que te recomendamos que, siempre que viajes, lleves algunas contigo para que no tengas que estar buscando un fotomatón. Así mismo, deberás llevar contigo tu DNI en vigor para probar tu identidad. En los países que no existe representación diplomática de España podemos acudir a cualquier embajada de la Unión Europea para que nos expidan el documento de viaje.

En los consulados te expedirán un salvoconducto que es válido para viajar en las 48 horas siguientes a la salida y no puedes hacer escala en ningún otro país. Las compulsas realizadas por las notarias o en los Registros Oficiales, son sólo validas en España. En caso de no disponer de ningún documento que acredite tu identidad, un conocido puede realizar una declaración jurada de la identidad y así podrás obtener un salvoconducto. Los pasaportes provisionales cuestan alrededor de 30€ y para validarlos debes ir a una comisaría para que te lo sellen.

 

Siempre es mejor prevenir, que curar

La mejor solución para prevenir esto es llevar siempre una fotocopia del pasaporte y del carnet de identidad. Cuando salgas de casa, lleva contigo siempre las fotocopias y conserva los originales en un sitio que sepas con seguridad que estará a buen recaudo.

Un consejo muy útil es aprovechar las nuevas tecnologías y almacenar una copia escaneada de tus fotos, DNI y pasaporte en tu cuenta de correo electrónico. Puedes usar también alguno de los programas de almacenamiento de datos (Dropbox, Google Drive, Spideroak o 4 Sync), de esta forma podrás disponer de una copia en cualquier parte del mundo, siempre que dispongas de una conexión a Internet.

Espero que todos estos consejos los tengas muy en cuenta antes de salir y que seas previsor, ya que es la mejor manera de poder evitar disgustos innecesarios y disfrutar de tu viaje.