¡Hola familias!

El domingo por la tarde ¡por fin llegamos a Dublín! Se nos asigno a cada uno a nuestro alojamiento y pudimos irnos a descansar después de un agotador día de viaje. Tuvimos suerte con las maletas, llegaron todas menos una, aunque ayer mismo nos entregaron la que faltaba, así que todo solucionado.

El segundo día (primer día completo) fue un poco orientativo. Fuimos a las clases, comimos todos juntos y después nos hicieron un pequeño tour por la ciudad aprovechando que la lluvia aguantaba, así nuestros chicos ya se empiezan a orientar y pudieron conocer un poco los lugares más emblemáticos de la ciudad. Después de la excursión nos fuimos a realizar diferentes juegos con otros grupos de estudiantes, esta actividad ya la tuvimos que hacer dentro de un pabellón, porque al final sí que se puso a llover. No nos sorprendió, ¡ya veníamos sabiendo que Dublín es una ciudad lluviosa!

En el tercer día completo por aquí, nuestros estudiantes ya van interactuando y conociendo a otros alumnos del centro. Tras las clases y la comida, fuimos a visitar un museo vikingo en la ciudad. Vimos muchas cosas y aprendimos mucho. Fue muy interesante, la verdad. Posteriormente volvimos a la residencia a disfrutar de un poco de tiempo libre. Los chicos fueron a jugar al fútbol aunque a las chicas no les apetecía e hicieron algo distinto. La actividad de la tarde eran juegos de mesa, en los que pudimos divertirnos con muchos otros estudiantes aparte de los de nuestro grupo. Lo pasamos muy bien y todos participaron en al menos uno o dos.

De momento, nos estamos integrando bien y nos está gustando Irlanda. Pronto subiremos muchas fotos y nuevas historias. ¡Hasta la próxima!

DSC_0263