¡Hola a todos y todas!

Por fin ha llegado el primer fin de semana. El viernes tuvimos clases como de costumbre y además los chicos hicieron una examen (hacen uno cada viernes para evaluar el progreso y ver si se necesita un cambio de nivel). Todos sacaron muy buenas notas y están contentos con las clases.

Por la tarde hicimos actividades deportivas. Cada uno podía elegir entre futbol, baloncesto o juegos. Más tarde, ya por la noche, ¡tuvimos una Disco Night! Habilitaron en el campus una sala muy grande con altavoces, luces y hasta un DJ. Así que ahí estuvieron dándolo todo en la pista de baile con el resto de compañeros de la residencia.

El sábado nos fuimos de excursión casi todo el día. Por la mañana nos recogió un bus en el campus y nos llevo a Glendalough, un pueblo monástico muy antiguo en las afueras de Dublín. Es una zona preciosa, llena de bosques verdes, ríos, lagos y pequeñas aldeas de pastores y casas rurales. En Glendalough visitamos las ruinas del pueblo monástico, que cuenta con una torre de vigilancia, un cementerio muy bonito y las ruinas de lo que era una catedral.

Después recorrimos un breve sendero (de menos de 2 Km) hasta llegar a un lago de agua cristalina y fresquita. Algunos chavales fueron muy valiente e incluso se bañaron aprovechando que estamos teniendo calorcito y sol estos días.

A la vuelta de la excursión nos preparamos para una noche de karaoke en el campus y despedirnos de algunos de los amigos que nuestros chicos han hecho en estos días y que ya se tenían que ir.

Hoy es domingo y vamos a tener un día de descanso y relax. Después de comer hemos quedado todos en el campus para bajar al centro por unas horas y después nos volveremos que mañana tenemos fiesta nacional y tenemos el día libre.

Me quiero llevar a los muchachos a unos pueblecitos costeros con playas que tienen muy buena pinta, ¡así que ya os contaré!

barcos

¡Un saludo!

Alex