En la escuela el eco del vacío solo lo llenan ya los últimos estudiantes. Esto huele a despedida… pero antes tenemos muchas sorpresas.

Los chicos han estado preparando estos días una performance muy original. El público es reducido pero muy entusiasta, así que nos disponemos a disfrutar de unos minutos de diversión. Nuestros divertidos y salerosos españoles nos deleitan con su actuación. En el escenario cada uno representa un estereotipo de estudiante pretendidamente de diversas nacionalidades y que se alían para boicotear las clases del profesor Andrés, que ha inventado una poderosa arma para poder controlar su comportamiento en clase pero que finalmente se vuelve contra él, nada puede con nuestros estudiantes. El boicot pasa incluso por estampar una tarta de nata en toda la cara del profe. ¡Oh my gosh! Es muy divertido, pasamos un rato de risas todos. ¡Buenísimo!

Pero ya puestos en harina, o mejor dicho en nata, la cosa sigue por ahí, y tenemos competición a ver quién consigue encontrar la pepita de chocolate dentro de un plato de nata, ¡sin manos!
No está muy claro quién es el primero pero da lo mismo, todos llevan la cara pringosa y dulce de la nata.
La tarde y la diversión aún no ha terminado. Hacemos competición de voleyball. No ganamos pero da igual. Tampoco nos llevamos el premio a los mejores bailarines, pues esa es la segunda competición, pero nuestros chicos se mueven con gran arte y salero.

Aparte de todo eso nos hemos dado una buena merendola, donuts, tarta, helado… y de regalo el equipo completo de la organización, camiseta, toalla y kit de libreta y boli completo.

Hoy ha sido otro día fabuloso. Aunque hay ganas de volver a ver a familiares y amigos vamos a despedir con nostalgia y pena la escuela y nuestros nuevos amigos. Pero eso será mañana por la mañana.

Esta noche toca hacer la maleta, y no olvidar nada, y soñar que todo fue real y que para siempre quedarán todas las emociones del viaje que seguro que las iremos sacando en forma de historias que contar de vuelta en España a familiares y amigos.

Yo ya me despido de todos ustedes. Mañana volamos desde temprano por la mañana y sin descanso hasta nuestros destinos. Es un largo viaje pero nadie podrá decir que no mereció la pena. Muchas gracias por habernos seguido durante nuestra aventura desde la distancia.

Por mi parte decir que me siento muy agradecida de poder haber compartido con todos los chicos esta experiencia. Ha sido uno de los mejores grupos que todo monitor desearía acompañar. Os deseo buena suerte a todos y muchos éxitos en la vida y citando de nuevo al gran Walt Disney, recordar “It’s a kind of fun to do the impossible” and “All our dream can come true, if we have the courage to pursue them”. No dejéis nunca de soñar.

¡Un besazo a todos!

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!