¡Buenos días familias! Queda ya muy poquito para volver a nuestra España querida. Hoy echamos de menos algunos de los amigos que se marcharon ayer pero la vida continúa en la escuela.

En un ambiente relajado trabajamos en nuestro proyecto final de curso, una soap opera, o lo que viene siendo un culebrón de televisión. Con Leroy trabajamos nuestra parte más creativa, elaborar nosotros mismos un guión, desde los personajes, los diálogos, el escenario… aunque esto último es fácil porque vamos a hacer de nosotros mismos, estudiantes en una escuela pero con personajes un tanto “weird”, o sea, algo raros y nada comunes. La obra tendrá intrigas, parejas imposibles y situaciones inesperadas, toda una sorpresa final que tendremos la oportunidad de disfrutar el último día de clase porque el resto de estudiantes y yo misma vamos a ser su público. ¡Estoy deseando verla, por supuesto que no me la pierdo!

Por la tarde, después de tanta actividad mental, nos damos un respiro. El plan inicial era ir a Wekiwa Springs de nuevo que tanto nos gustó, pero como las previsiones del tiempo no son demasiado buenas y encima algunos ya están algo cansadillos de tanta agua, ¡nos vamos al cine!

El mall está a unos diez minutos de la escuela por lo que el tiempo que nos ahorramos en traslado podremos pasarlo allí y, tras ver la película, aún quedará tiempo para cotillear un poco en las tiendas. West Oak Mall es una discreta área comercial no tan glamurosa como las que hemos visitado hasta ahora pero bastante práctica, tenemos los cines, está cerquita de la escuela y es más barata de promedio.

Nos repartimos según los gustos, algunos van a ver Ant Man, los Minions otros y Paper Town otros. Al salir comentamos y es increíble comprobar que han visto una película entera en el cine, en inglés integramente y sin subtítulos y la han entendido casi a la perfección. Se notan las semanas de inmersión sin ninguna duda y estoy muy orgullosa.

Así que con la barrigota llena de palomitas y viendo que hemos acertado de lleno viniendo al cine, ¡de camino a casa va y nos sorprende una gran tormenta antes de subir al bus! Corremos y casi no nos mojamos, afortunadamente.

Y ya en casa nos vamos a descansar que por hoy ya es bastante y mañana tenemos uno de los mejores días: iremos al Magic Kingdom. Recomiendo a los chicos ir con las pilas cargadas y con algo de snacks aparte de que tendrán que comprar la comida en el parque pues no nos dejan entrar sandwiches, etc. Mañana nos quedaremos hasta muy tarde para ver los fuegos artificiales de clausura. ¡Esto promete! 🙂

¡A descansar!
 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!