¡Hola a todo el mundo! ¿Nos echábais de menos? Aquí seguimos aprovechando cada minuto, todo sigue muy bien en Orlando.

El martes tuvimos clases todo el día. Tiene que haber tiempo para todo y, aunque esto pueda sonar no muy divertido, los días de colegio también tienen su dosis de entretenimiento y muchas cosas positivas. Los profesores intentan que las clases sean lo más participativas posible y trabajar sobre todo la parte de speaking y listening que es a la que menos acostumbrados están los chicos en sus clases regulares en España.
Lo bueno es que cada hora tienen una pausa de media horita que se aprovecha también al máximo: para descansar, relajarse, oganizar juegos con los otros estudiantes, charlar o tomar un poco el aire aunque estar fuera no es muy agradable por las altas temperaturas y la humedad.

Nuestros estudiantes son un grupo muy sólido que desde el minuto cero han hecho muy buenas migas entre ellos y a estas alturas ya han creado grandes vínculos de amistad con otros muchos de diferentes nacionalidades.
Debo decir que para mi está siendo muy fácil, divertido y gratificante estar con ellos porque son un grupo excelente.
A veces pueden resultar algo ruidosos pues su tono de voz es en general muy alto en relación con otros estudiantes, les gusta cantar y charlar animadamente o escuchar música y a veces en los trayectos en bus hay que recordarles que no viajamos solos, jejeje, pero en seguida entienden que hay que ser respetuosos con las normas y con otros. Estoy muy orgullosa realmente de lo aplicados, puntuales y respetuosos que son.

Y así entre clase y clase pasan los días en Orlando casi sin darnos cuenta… ¡Mañana iremos al Universal Studios!

Seguiremos informando 🙂

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!