Miércoles e Irlanda está revolucionada porque el prícipe Harry y Megan están en Dublín, ¿los verán Helena, Alba, Martín y Hugo que van a Dublín? No coincidimos con la pareja real, sin embargo, fuimos a visitar la famosa estatua de Molly Malone (sobre la que habla la canción que se puede escuchar en casi todas las tiendas de souvenirs https://www.youtube.com/watch?v=q9Deeh9n-VI ) y disfrutamos paseando y de compras por la famosa Grafton Street, siempre llena de música y de vida.

Los demás, tuvimos dos grupos que fueron a Dolkey Castle y parece que también lo pasaron en grande y pudieron comprobar cómo era la vida en el medievo. Un cuarto grupo fue a Bray para coger un barco que los llevó a una isla ¡en la que pudieron ver incluso focas! Disfrutaron de unas vistas espectaculares y de una experiencia totalmente distinta, dijeron que era la segunda mejor actividad que habían hecho. ¡Estaban encantados! Y el grupo 5 fue al cine, vieron “Patrick” y parece ser que la inmersión lingüística está dando sus frutos pues entendieron casi todo.