Los murales de Belfast

Los murales de Belfast

Cuando oímos o leemos alguna noticia acerca de la ciudad de Belfast lo primero que nos viene a la cabeza es el conflicto entre católicos y protestantes, es decir, entre aquellos que desean la independencia o la inclusión en la República de Irlanda y aquellos que desean seguir perteneciendo al Reino Unido. Este conflicto, conocido como The Trouble, ha sido protagonista de películas como ’71’, ‘Juego de lágrimas’, ‘En el nombre del padre’, ‘Juego de patriotas’, ‘Michael Collins’… Pero si hay algo que recoge fielmente lo ocurrido en esta ciudad en los últimos 60 años son los murales que podemos encontrar en barrios de ambos oponentes y que impregnan en los muros el sentir de ambos grupos de manera creativa.

Un dato curioso que explica muy bien el conflicto es entender los colores que forman la bandera de Irlanda: el verde, por los católicos de la República de Irlanda; el naranja, por la zona protestante; el blanco, por la paz entre ambos lados.

Si te encuentras haciendo turismo o realizando un curso de inglés en Irlanda, no puedes perder la oportunidad de visitar los famosos murales. Para tu visita te será muy útil esta web con mapas de los diferentes murales de Belfast.
En primer lugar, para poder visitar estos murales tienes dos opciones:

  1. Realizarlo por tu cuenta caminando —el único inconveniente es la distancia entre los murales—, lo que te permitirá sumergirte en el ambiente de los barrios y percibir en primera persona la situación actual del conflicto. Aunque ya hayan pasado 16 años desde que se iniciara el proceso de paz con el Acuerdo de Viernes Santo, todavía hoy se pueden ver los metros y metros de jardines con alambre de espino. Si optas por esta opción, has de ser extremadamente respetuoso con las imágenes, ya que tienen un fuerte significado tanto para católicos como para protestantes, y no sacar fotos a la gente.
  2. La segunda opción, más cómoda, informativa y rápida de hacerlo, es contratar los servicios de los famosos black cabs, los taxis negros en los que el propio conductor te servirá de guía por los diferentes barrios.

 

Los murales de Falls Road

Bobby Sands

Falls Road es el principal barrio católico de la ciudad donde podemos encontrar algunos de los murales más impresionantes. En un primer momento los murales servían de altares para los héroes y caídos en el conflicto, un buen ejemplo son los murales que puedes visitar en el Garden of Remembrance.
Si seguimos nuestro paseo por los murales de Belfast, llegaremos a uno de los más famosos que se encuentra en uno de los laterales de la sede del Sinn Féin. El mural es todo un homenaje a Bobby Sands, activista del IRA que falleció en 1984 tras una huelga de hambre. Sin duda, la frase que acompaña a su retrato nos ayuda a entender la relación entre las dos partes de este conflicto “Nuestra venganza será la risa de nuestros niños”.

Muro internacional Belfast
Otro de los tramos más conocidos es el Muro Internacional. En este sector podrás encontrar una veintena de murales con iconos mundiales como Martin Luther King, el Che Guevara, Salvador Allende o Nelson Mandela. Son pintadas cargadas de solidaridad internacional en apoyo a Palestina, en contra del fascismo, a favor de la independencia vasca y catalana… Podemos encontrar hasta una placa sobre una bandera republicana con un “No pasarán” en memoria de Dick O’Neill y William Beattie, dos combatientes que lucharon y murieron sirviendo a la XV Brigada Internacional durante la Guerra Civil Española.

 

Los murales de Shankill Road

Shankill Road

Esta calle principal del barrio protestante discurre en paralelo a Falls Road, Es fácilmente reconocible por sus bordillos azules, rojos y blancos que marcan su bando unionista. Shankill Road, es una avenida llena de locales de fast food en la que podremos encontrar toda una oda a la monarquía inglesa con cientos de banderas de la Union Jack decorando cada rincón u ondeando al viento en las fachadas y farolas de la calle.
Sin duda los murales más interesantes los podemos encontrar en las urbanizaciones más cercanas a Falls Road, donde se repiten las mismas imágenes y mensajes en las fachadas: el rey William III, el héroe celta Cúchulainn, homenajes a grupos paramilitares como la UVF y la UDA, etc…

Shankill Road Unionist

 

El Muro de la Paz

Los murales de Belfast están repartidos en un centenar de muros, superando los 30 kilómetros de extensión. Se construyeron cuando empezaron los disturbios para separar y “proteger” a las comunidades católicas y protestantes, pero todavía siguen en pie, siendo un fiel reflejo de la división de la sociedad.

Quizás el más simbólico de ellos sea el llamado Muro de la Paz, situado en Cuper Way, que divide la católica Falls Road de la protestante Shankill Road y donde muchos turistas que se han acercado a la zona han aprovechado este tramo del muro para dejar sus mensajes de paz.

Los murales narran el pasado y presente de la zona, pero hay un debate sobre cuál debería ser su futuro: ¿deberían conservarse para que no se olvide la Historia? ¿Sería mejor si se derribaran todos y desapareciesen junto a ellos de forma simbólica las barreras mentales que todavía permanecen instauradas?

La tendencia en los últimos años ha sido eliminar aquellos murales más beligerantes, de carácter más combatiente, aprovechando el hueco que dejan para reflejar temas culturales sin connotaciones políticas que pretenden sumar y no restar. Creemos que es un buen paso hacia el objetivo de lograr una sociedad tolerante y respetuosa que quiere borrar el estigma que ha dejado el conflicto.