¡Buenos días, familias! Aquí seguimos disfrutando de todo lo que se puede en la capital del mundo. Nos acercamos al ecuador del viaje y apenas nos acabamos de creer que ya llevemos prácticamente la mitad del viaje. Por una parte, todo está yendo tan deprisa que es como si hubiéramos llegado anteayer y, por otra parte, nos hemos adaptado tan bien a este ambiente y los nuevos amigos que hemos hecho que nos hace sentir como si lleváramos mucho tiempo aquí.

La actividad de hoy es el jardín botánico que tenemos muy cerquita del campus. Ayer acabamos derrotados (aunque ganamos en el juego de la yincana) por tantas pruebas que había que realizar, por lo que todo el mundo está más cansado que de costumbre. No obstante, las actividades tienen este tipo de cosas en cuenta y por eso la actividad de hoy nos queda cerca para evitar la acumulación de cansancio y que podamos mantener un ritmo llevadero para sacarle todo el jugo a la gran manzana.

El jardín botánico es muy grande, pero en las dos horas que hemos estado allí nos ha dado tiempo a ver de todo.

Una vez finalizado el recorrido nos hemos dirigido a Times Square, pues nos tocaba cena en el Hard Rock Café. Acabamos llegando 3 horas antes de la cena, por lo que pudimos desperdigarnos por ahí y mirar tiendas, edificios, sacar fotos,… no nos cansamos de hacerlo, aunque sea ya la quinta vez que estamos por esa zona clave de la ciudad.

En la cena, que estaba deliciosa, le cantamos el cumpleaños feliz a Cristina. Nuestra asturiana ha celebrado los 17 años en este lugar del mundo y ha recibido felicitaciones y regalos de muchos estudiantes de varias nacionalidades. Está encantadísima con la recibida que ha tenido su cumpleaños.

Después de un tiempo de mezclarnos con los italianos, chinos, ucranianos, rusos,… llegó el momento de la vuelta a la universidad y hemos regresado muy cansados. El día ha dado mucho de sí. Mañana toca reponer fuerzas y continuar descubriendo la city. Un saludo, familias.