Estudiar inglés en el extranjero: ¿alojamiento en residencia?

residencia christ hospital
 

Cada vez es mayor el número de personas que deciden estudiar inglés en países como USA, Irlanda o Inglaterra durante el verano.  Ya sean estudiantes jóvenes (kids) o adultos, la elección del curso perfecto plantea una serie de dudas que comienzan por el destino: ¿será mejor mi curso de verano en Irlanda o Inglaterra? ¿Debería lanzarme a cruzar el charco y vivir una experiencia en USA o Canadá?

Podemos asegurar que cada destino tiene su encanto especial pero siempre es interesante elegir en función del carácter del estudiante, al fin y al cabo es el quien va a realizar un curso en el extranjero. En cambio hay otra pregunta imprescindible que cualquier persona que realice un curso en el extranjero se va a plantear desde el principio: ¿Qué me conviene más durante mi estancia, alojarme en residencia de estudiantes o con una familia?

Las ventajas de alojarse en familia ya las enumeramos en el post anterior, por ello en este artículo nos vamos a centrar en la experiencia de pasar un verano estudiando ingles en un curso que ofrezca la opción residencia de estudiantes.

 

Cursos para jóvenes con residencia de estudiantes

Los jóvenes que desean aprender inglés durante el verano tienen una amplia gama de oportunidades para elegir. Pero si lo que desean es la interacción con estudiantes de otras nacionalidades escoger  residencia  de estudiantes se convierte en la mejor opción, sobre todo para estudiantes que vayan a realizar un curso de inglés de verano por primera vez y deseen quieran conocer gente de otros países a la vez que hacen nuevas amistades.

La mayoría de veces las residencias de estudiantes se encuentran ubicadas en la misma escuela o muy cerca de ella, por lo que la comodidad a la hora de organizarse es clave en la elección de este tipo de alojamiento. Además todas las residencias suelen estar muy bien equipadas, incluyendo pensión completa y todo tipo de servicios (lavandería, internet WIFI) para hacer la vida del estudiante más fácil mientras dedica su tiempo a estudiar inglés y realizar actividades.

En el caso de estudiantes jóvenes, las residencias de estudiantes tienen una serie de reglas que permiten una convivencia tranquila y amable. Se puede disfrutar de libertad, pero siempre hay unos horarios estrictos y límites de llegada que hacen que los chicos estén bajo control en todo momento. Además, cabe destacar también la gran oferta de actividades que pueden realizar los alumnos durante su curso de verano. Muchas residencias de estudiantes se alojan en campus universitarios que tienen unas infraestructuras perfectas para realizar deportes y otras actividades de tipo cultural (teatro, música etc.) mientras estudian ingles en el extranjero.

 

Cursos para adultos con residencia de estudiantes

En el caso de los adultos que se decantan por la opción residencia a la hora de realizar su curso en el extranjero, la estancia es diferente por motivos obvios. Para ellos, este tipo de alojamiento se asemeja a un hotel. Aunque existen horarios y normas de convivencia, la libertad es mucho mayor que en el caso de los estudiantes menores de 18 años que realizan también un curso de inglés en el extranjero.

De todas maneras, la opción residencia de estudiantes está recomendada para los llamados adultos jóvenes, es decir, los que están en edad universitaria. Estos estudiantes buscan la comodidad e independencia pero para ellos es muy importante el ambiente universitario y conocer a gente de todas las partes del mundo. Estrechar lazos con amigos internacionales con los que mantener el contacto después de la experiencia en un curso en el extranjero. De hecho, hay incontables experiencias de grupos de amigos internacionales forjados en residencias de estudiantes que siguen reuniéndose cada año en el país de origen de cada uno, extendiendo de esta manera la experiencia internacional más allá de su estancia durante el curso en el extranjero que hayan realizado.

En cuanto a la comodidad, que es uno de los valores imprescindibles, destacan la flexibilidad de horarios, los servicios de limpieza, la posibilidad de elegir el régimen de comidas, las propias instalaciones (buenas habitaciones, WIFI, sala de ocio, deportes etc.) y sobre todo el hecho de que las residencias de estudiantes se ubican muy cerca o en el mismo complejo que las escuelas donde realizan los cursos de inglés.

 

Principales ventajas y desventajas de alojarse en una residencia de estudiantes en el extranjero

residencia o familia
 

Ventajas

Si comparamos el alojamiento en residencia de estudiantes con el alojamiento en familia podemos asegurar que ninguna opción es mejor o peor que la otra. La elección, como hemos apuntado anteriormente depende del carácter y las expectativas del alumno que vaya a realizar su curso de inglés en el extranjero.

De todas maneras, a modo resumen si podemos repasar los pros y contras de alojarnos en una residencia internacional de estudiantes.

La principal ventaja es la comodidad, ya que los servicios de la residencia van a dar al estudiante la tranquilidad necesaria para poder estudiar en condiciones y relajarse en los momentos de ocio.  Además el factor cercanía respecto a la escuela donde van a realizar el curso de inglés en muchos casos facilitará la decisión de escoger la residencia de estudiantes.

Es prácticamente imposible aburrirse en una residencia de estudiantes. Además de aprender inglés durante el curso en el extranjero los estudiantes van a mezclarse y relacionarse con gente de otras nacionalidades, de los que podrán conocer sus costumbres, culturas y por supuesto practicar el idioma de primera mano.  Esta relación va a ser recíproca ya que el estudiante también va a aportar su propia cultura al resto de residentes internacionales.

Los estudiantes más jóvenes van a sentirse completamente seguros en la residencia mientras que los adultos van a disfrutar de una flexibilidad acorde a sus necesidades.

Los menús de las residencias de estudiantes están configurados de tal manera que intentan satisfacer de forma equitativa los gustos de todos los estudiantes de diferentes nacionalidades. Por lo que la comida se convierte en una preocupación de lo más secundaria.

 

Desventajas

El principal hándicap de las residencias de estudiantes internacionales es que a pesar de ser un ambiente de lo más propicio para hacer amigos de diferentes nacionalidades, también es probable que el estudiante se encuentre con otros grupos de su misma nacionalidad. Por lo que tendrá que tener un protocolo propio a la hora de afrontar esas relaciones sin que repercutan en el aprendizaje del idioma inglés. En resumen, no es conveniente que se hagan grupos cerrados de españoles y si por algún casual se da el caso y coinciden varios, la clave está en tratar de evitar en la medida de lo posible usar el nuestro idioma, ya sea por respeto a los compañeros internacionales o por nuestro propio beneficio de cara a aprender inglés y así aprovechar al máximo nuestro curso en el extranjero.

Otra situación que se puede dar es que al viajar solo el estudiante se encuentre en la residencia con grupos ya establecidos, lo que puede suponer un pequeño impedimento para integrarse. Por ello recomendamos ofrecer un carácter y amable con el que enseguida el estudiante conseguirá establecer la relación con los compañeros internacionales.

Con respecto al alojamiento en familia, es cierto que el aprendizaje depende mucho más de la actitud que muestre el alumno frente a los demás estudiantes de la residencia. Con una familia anfitriona es mucho más fácil conversar ya que siempre van a estar pendientes del estudiante, en cambio en la residencia hay que poner un poco más de esfuerzo en este sentido.

 

Estudiar inglés en residencias de Inglaterra

estudiar en colegio de harry potter

Muchos estudiantes que escogen su curso de verano en Inglaterra lo hacen con la mirada puesta en el ambiente universitario. Destinos como Hull ofrecen ese tipo de experiencia que prepara a los jóvenes para su futuro universitario a la vez que disfrutan de un ambiente multicultural e internacional mientras pasan su verano en Inglaterra.

Si estamos buscando residencias en Londres, una de las mejores opciones es el programa  de Christ Hospital, que cuenta con una imponente escuela del estilo Harry Potter perfecta para los jóvenes que desean aprender inglés en un entorno mágico. Christ Hospital es uno de los internados más deslumbrantes de toda Inglaterra y se encuentra a tan solo unos 50 minutos de Londres, por lo que es por derecho propio uno de los destinos más interesantes para realizar nuestro curso de verano en Inglaterra y mejorar nuestro aprendizaje del idioma inglés.

Otra ciudad grande con buena conexión con Londres donde se puede realizar un curso de inglés en residencia es Porstmouth que además de mantener el ambiente universitario, ya que la residencia es en el mismo campus de la universidad. También destaca la misma población de Portsmouth por ser una zona costera con uno de los puertos más famosos que podrán ver los estudiantes que pasen su verano en Inglaterra.

 

Estudiar inglés en residencias de Irlanda

Irlanda es uno de los destinos favoritos de los españoles para realizar cursos de verano en el extranjero. Factores como la cercanía (el viaje es más barato) o el propio carácter de los irlandeses (similar y compatible con los españoles).

En nuestro caso, los destinos preferentes con residencia son Galway y Dublín. Si nos centramos en Galway, los estudiantes que realizan su curso de verano en Irlanda se alojan en Student Villaje, una residencia de tipo apartamentos, muy similar al estilo predominante de los estudiantes de Erasmus. Es decir, apartamentos con habitaciones twin que tienen su propio baño y zonas compartidas como cocina y sala de estar.  Los estudiantes disfrutan de estas comodidades que facilitaran su rendimiento a la hora de aprender inglés.

En Dublín, la residencia de estudiantes se encuentre en el famoso St. Patricks College, ubicado en la facultad de magisterio de la universidad de Dublín. Aquí, de nuevo predomina el ambiente universitario y se encuentra a tan solo unos 15 minutos de la calle principal de Dublín. Todo un lujo para los chicos que escogen esta opción  de alojamiento como parte de su curso de verano en Irlanda.

 

Estudiar inglés en residencias de Estados Unidos.

Si lo que deseamos es cruzar el charco para hacer un curso de verano en Estados Unidos, las diferencias van a ser significativas respecto a los programas ingleses o irlandeses. Para empezar, en los USA el clima es mucho más agradecido que en las islas, pero por la contra el precio va a ser más alto debido principalmente al vuelo.

Si nos centramos en nuestras ofertas de cursos de verano en Estados Unidos, el programa estrella con residencia de estudiantes es el de Nueva York.  Rose Hill se ubica a unos 17 minutos de Manhattan y al igual que en el programa irlandés de Galway, las instalaciones son de tipo apartamento en el que los estudiantes tienen multitud de servicios para realizar lo más cómodo posible su curso de verano en Nueva York: Lavandería, seguridad 24 horas, boca de metro en la misma puerta o aire acondicionado son algunas de las ventajas que ofrece esta residencia perteneciente a la Universidad Forham. Pero lo más importante es la convivencia con 150 estudiantes de diferentes nacionalidades con los que compartir nuestra cultura y costumbres ya que somos el único grupo de españoles garantizado por la propia residencia de estudiantes. Todo un lujo para aprender inglés en la gran manzana junto a compañeros de todo el mundo y empaparnos de la propia cultura estadounidense.