Tal y como informaba El Confidencial, la semana pasada se celebró el congreso Multilingual education: policy, practice and reality, organizado por Cambridge English en la Universidad de Salamanca.

Todos los ponentes resaltaron la gran inversión y apuesta que se está haciendo en España por el inglés, así como el cambio de mentalidad que se ha producido frente al idioma anglosajón.

No cabe duda de que el inglés es la lengua vehicular más usada de la actualidad en casi todos los ámbitos. Como varios ponentes recordaron, no hay ninguna dificultad en que un japonés se entienda con un español, un danés o un polaco en la variante del inglés internacional que todos aprendemos, la cual tiene una finalidad absolutamente comunicativa. Y, de ahí, que sea algo tan relevante e importante.

El inglés es trabajo y riqueza cultural en Europa

Kristina Cunningham, responsable de la unidad de plurilingüismo de la Comisión Europea, comentó que España está mejorando a pasos agigantados su nivel de inglés, especialmente entre las generaciones más jóvenes, pero que está aún muy lejos del mínimo deseable –alcanzar la independencia lingüística en inglés a los 15 años–, y no digamos de países prácticamente bilingües como los escandinavos.

Resulta llamativo cómo la Unión Europea ha acogido el inglés como la lengua de los negocios, frente a otras con multitud de hablantes por todo el mundo, como el español o el chino, o con una mayor tradición en el uso internacional, como el francés, lengua diplomática por excelencia.

Como explica Cunningham, un conocimiento amplio del inglés permitirá una mayor cohesión en el mercado laboral interno y una fuerza laboral mucho más adaptable. Sin embargo, la mayor parte de países aún están muy lejos de obtener los resultados ideales: un nivel B1 al final de la secundaria y un B2 en la etapa universitaria.

 

No es la cantidad de tiempo que se dedica al inglés, sino el método

Si hay una idea particularmente potente en la intervención de Cunningham es que no hay apenas relación entre el tiempo que se dedica a la enseñanza del inglés y el manejo del idioma de los alumnos. Por el contrario, la metodología es un factor mucho más importante a la hora de conseguir resultados efectivos. Existen países que dedican la mitad de tiempo al estudio del inglés que otros y que obtienen mejores resultados. Como coinciden los ponentes, uno de los grandes problemas en España ha sido el speaking, aunque también el listening.

El aprendizaje del inglés a una edad cada vez más temprana, la apuesta por profesores nativos y las estancias en el extranjero, son pilares esenciales a la hora de asegurar un mayor y mejor aprendizaje de la lengua.

 

3 PEQUEÑOS CONSEJOS PARA APRENDER INGLÉS

  • Román Álvarez, antiguo decano de la Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca: “Constancia y no desesperarse. No creer que una lengua se aprende sin ningún esfuerzo”.
  • Peter Medgyes, profesor de la Universidad de Eötvös Loránd de Hungría y autor de El profesor no nativo“Que haga lo que quiera hacer, pero en inglés. Si mi hijo busca algo en Google, aparecerá como primer resultado algo en inglés y lo va a leer. Esa es la manera de aprender. Más tarde, le preguntaré qué ha visto y qué ha aprendido, y mantendremos una conversación en nuestra lengua origen. Tiene amigos de diferentes lugares que conoce a través de jugar FIFA 15, con los que se comunica en inglés. Que la gente haga lo que quiere hacer, y probablemente lo terminarán haciendo en inglés”.
  • Elaine Blaus, directora regional de Cambridge English en España y Portugal: “Vivimos en un mundo en el que todo el mundo tiene acceso a la televisión en inglés, simplemente cambiando el idioma en el menú al que se le pueden añadir subtítulos. De esa forma podemos familiarizarnos con el idioma”.