Hello from Ireland! How are you doing? Aquí estoy, otro día más, para contaros las novedades de vuestros chicos y chicas en Dublín.

Hoy hemos amanecido con un día bastante bueno en el que el sol nos ha acompañado hasta bien entrada la tarde, por lo que queráis o no, uno se levanta de otra manera y con mejor humor 🙂

Así pues, nuestros estudiantes favoritos se han dirigido a casa de sus profes bien contentos para comenzar el último jueves en Dublín… qué penita…

Hoy a tocado terminar de preparar los proyectos finales que los chicos expondrán a sus profesores el lunes en la última clase del curso. Estos proyectos hablan sobre monumentos y lugares emblemáticos de Dublín, que por una razón u otra han gustado y mucho a los estudiantes. En los trabajos, los chicos explican el porqué de su elección y cuentan datos importantes de los mismos.

Estos proyectos ayudarán a sus teachers a la hora de evaluarlos y ver el proceso de aprendizaje de los chicos durante el programa. Yo personalmente estoy segura de que todos van a tener unas excelentes notas porque la trayectoria así lo marca 🙂

Una vez terminadas las clases, nuestros chicos se han ido rápido a casa para cenar con sus familias y relajarse un poquito antes de ir a la disco, una disco muy, muy especial, ya que se trata de la última de ellas. Ha sido muy divertida y lo han dado todo en la pista porque sabían que era su última oportunidad, pero, al mismo tiempo ha sido muy emotiva ya que van viendo que el final de este viaje tan fantástico llega y la verdad es que no quieren que eso ocurra… Así que cuando han puesto la última canción que se trataba de un tema melancólico, a más de uno se le ha escapado una lagrimilla 🙁 pero es normal, en este tipo de viajes se crean unos lazos de unión muy fuertes y eso es precioso.

Me despido hasta mañana y os recuerdo que podéis ver fotos de la disco de hoy en la galería de imágenes, ¡veréis que chulas!

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!