¡Hola otra vez a todo el mundo!

¡Hoy ya es lunes y empezamos una nueva semana cargada de sorpresas en Dublín! Así que retomo el blog después del domingo de family day en el que los estudiantes pudieron disfrutar el día con su familia adoptiva irlandesa y también pudieron quedar un rato con sus amigos para pasar un rato agradable. Los domingos son días más tranquilos en los que nuestros chicos y chicas pueden descansar más y dormir hasta un pelín más tarde. Además, el poder disfrutar de los planes que te propone tu familia adoptiva es también una oportunidad magnífica para experimentar cómo es la vida de los irlandeses de primera mano y aprender nuevo vocabulario y expresiones en inglés del día a día cotidiano de una familia.

Como iba diciendo, hoy lunes nuestros chicos y chicas han ido como cada mañana a casa de sus profes para comenzar las clases y practicar el idioma, como siempre, con actividades divertidas y originales. Tras las clases de la mañana, hoy ha tocado trasladarse al centro de Dublín para visitar la conocida e importante universidad Trinity College. Como el día ha sido lluvioso (es lo malo de este clima que hay en las islas británicas) algún que otro grupo ha preferido quedarse en casa del profesor y no mojarse, por lo que se han dedicado a cocinar platos multiculturales, desde un americano brownie hasta unos fideos chinos. ¡Hay que ver lo apañados que son estos chicos! También les está sirviendo la experiencia para desarrollar sus habilidades culinarias.

Tras las actividades de la tarde, los niños han vueltos a sus casas para cenar con sus familias, contarles lo ocurrido en el día y poder quedar un ratito con sus amigos antes de finalizar la jornada.

Mañana seguiremos en contacto, por ahora me despido con un beso para todos los lectores del blog. Os recordamos que podéis ver las fotos aquí.

See you tomorrow!