¡Menudo primer día!

Empezamos con buen pie. Esta mañana, las chicas han acudido al punto de encuentro con sus familias, que les han enseñado cómo moverse por la ciudad. Una vez que estábamos todas, hemos ido a hacer el examen de inglés que les dirigirá a una clase u otra (mañana empieza ya lo bueno: clases!!!) Después hemos ido a tomar nuestro almuerzo al parquecito que está junto al río. Buen almuerzo con buenas vistas.

Después de relajarnos un poquito, empieza nuestra siguiente actividad: Discoteca en patines! ¿Quién dijo miedo? Empezamos un poco asustadas, solo había que ver algunas de las caras :S pero todo bien. Empezamos a dar vueltas todos a la vez. Todo controlado 🙂

Hasta que nos empezaron a subir el nivel!!!!! Ö Nos empezaron a lanzar pelotas a la pista, por lo que había que esquivarlas en el suelo. Ya empezaba la cosa… Pero bueno, las pelotas no es nada! Somos unas chicas valientes. Pero, ¿cómo que vamos a jugar al “limbo” EN PATINES????!!!! ¿Tenemos que pasar por debajo de una cuerda cada vez más baja EN PATINES? Nos rendimos… Las únicas valientes fueron Pilar y Lucía. Las demás estábamos a gusto patinando a nuestra “bola”.

Una vez que se acabó la sesión de patines, ya es tiempo de conocer un poquito la zona con nuestra guía Sasha, local. Bonito lugar para pasar nuestras próximas tres semanas.

Después, Coral nos ha llevado a la playa (de piedras!) donde hemos tenido nuestro primer ratito para conocernos mejor entre todas (y ya seguro que no se nos olvida ni un nombre! Ni tampoco su sabor de helado favorito!). Pero tampoco teníamos mucho tiempo. Nuestras familias volvían pronto a por nosotras en el punto de reunión, por lo que teníamos que volver 🙁 pero bueno, nos tomamos nuestro tiempo caminando 😛 disfrutamos bien del paisaje y del tiempo que no tiene nada que envidiar al de España (qué caló!)!

PLAYA

Y sí, conseguimos llegar a casa, un poquito cansadas para recargar pilas para el gran día que nos espera mañana: Portsmouth, allá vamos!!!!!!