Cosas que NO debes hacer si vas a viajar a Estados Unidos

cosas que NO hacer si viajas a Estados Unidos

Cuando viajamos a un país distinto al nuestro debemos seguir una serie de recomendaciones básicas que nos pueden facilitar las cosas durante nuestra estancia. Esta vez nos vamos a centrar en cosas que no debes hacer o deberías evitar si viajas a Estados Unidos, ya sea de vacaciones o bien, si vas a realizar un curso de inglés en el extranjero o año académico.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de viajar a Estados Unidos es que se trata de un país con una cultura y tradición muy diferente a la nuestra. Aunque nosotros hayamos asimilado mucha cultura —y sobre todo entretenimiento— que viene de Estados Unidos, no tiene nada que ver con lo que luego nos podemos encontrar una vez estemos instalados en una ciudad norteamericana. Además, cada estado es diferente a todos los niveles, por lo que la experiencia que un amigo nos pueda contar de una ciudad de California puede ser radicalmente distinta a lo que podríamos vivir en otra ciudad de un estado como Minnesota, por poner un ejemplo.

De esta manera, a pesar de las particularidades de cada estado, vamos a centrarnos de manera general con una serie de consejos que nos pueden ayudar mucho a la hora de pisar por primera vez el suelo estadounidense.

 

1. Viajar sin seguro médico

Quizás ésta sea la premisa más importante antes de viajar a Estados Unidos. Como sabemos, la sanidad en Estados Unidos es privada y hasta el problema más insignificante puede transformarse en una pesadilla si no contamos con un seguro medico apropiado. De hecho, viajar a Estados Unidos sin seguro es una absoluta locura, por lo que antes de decidirnos lo más recomendable es informarse bien de la cobertura más idónea y viajar a Estados Unidos completamente asegurados.

Ha habido muchos casos de personas que viajan sin seguro y que por cualquier razón tienen que ser atendidas en un hospital, con la consiguiente factura de miles de dólares por la mínima atención. Y ya no hablemos si nos tienen que ingresar… Hay que ser inteligente y precavido y, si decidimos viajar a Estados Unidos de vacaciones o para realizar un curso de inglés, no podemos pasar por alto la asistencia médica. Si te interesa, tenemos un post anterior en el que comentamos qué hacer en caso de enfermar en el extranjero. ¡Te puede servir de ayuda!

Todos nuestros estudiantes que realizan un curso de inglés en el extranjero disponen de un seguro de asistencia en viaje SIN LÍMITE de gastos médicos con el que pueden viajar seguros sabiendo que van a recibir atención médica ante cualquier contratiempo que pueda surgir. Además también cuentan con un seguro de responsabilidad civil con una cobertura de hasta 1 millón de €.

 

2. No conocer nada de la cultura y la sociedad norteamericana

Si elegimos viajar a Estados Unidos como destino para estudiar un año escolar o un curso de inglés en el extranjero, lo mínimo que debemos hacer antes de viajar es investigar un poco sobre la cultura y la sociedad estadounidense. Si por ejemplo decidimos viajar a Nueva York de vacaciones o durante un curso de inglés en el extranjero, es recomendable saber un poco más sobre las tradiciones, el comportamiento cívico y la cultura de la ciudad. Obviamente esto es aplicable a cada lugar de Estados Unidos, pero para viajar de manera óptima tendremos que hacer un pequeño trabajo de campo antes de decidirnos por un destino o estado determinado.

seguro de asistencia para Estados Unidos

 

3. Saltarse las leyes

Vale, quizá es algo muy obvio que se puede aplicar a cualquier país al que vayas, pero lo cierto es que las autoridades estadounidenses son muy duras y tajantes con normas de circulación, civismo, delincuencia, etc. Nunca se nos debe pasar por la cabeza infringir las normas porque podemos pasar una situación verdaderamente desagradable. Hay que evitar cualquier conflicto y ser absolutamente cortés con los agentes de policía. No hay que olvidar que cada estado tiene su propia legislación y puede ser muy diferente a la nuestra.

Si tienes pensado realizar un curso de inglés en el extranjero o un año académico en Estados Unidos es muy importante que sigas las normas en todo momento. De lo contrario, el mínimo problema puede suponer la deportación por no hablar del calvario que puedes vivir si se metes en un lío grande. Por supuesto, las leyes en cuanto a alcohol y drogas son especialmente duras por lo que es absolutamente vital alejarse de esos temas si no deseamos vernos envueltos en una autentica pesadilla.

En definitiva, es importante informarse bien de las leyes y las normas de actuación con las autoridades porque lo importante durante un viaje a Estados Unidos es disfrutar de la estancia, aprender inglés y empaparse de cultura estadounidense.

 

4. No cumplir con las autorizaciones y restricciones en la aduana

Antes de tomar el avión rumbo a Estados Unidos hay que tener las autorizaciones pertinentes y papeles en regla para poder entrar en el país. Si vamos de vacaciones necesitaremos la autorización ESTA ya que no se requiere visado, pero para estancias mayores de 90 días o permisos de trabajos si hay que solicitar un visado especial. Una vez en la aduana hay que comportarse de manera respetuosa y natural, respondiendo con cordialidad todas las preguntas que nos hagan los agentes (paciencia, van a preguntarte muchas cosas, hacerte fotos, tomarte huellas dactilares…) sin mostrar ningún tipo de duda ya que podríamos ser deportados en el mismo aeropuerto si comprenden que existe cualquier tipo de duda o amenaza respecto a nuestro propósito en el país.

Evita cualquier problema de equipaje y respeta todas las normas en cuanto a los productos que quieras entrar en el país. Hay restricciones de líquidos, medicamentos, alimentos, etc. Hay que informarse bien sobre ello ya que nos pueden requisar la mercancía y meternos en un grave problema según lo que llevemos encima.

Otras recomendaciones respecto a la autorización de turista es no usar el viaje con otros propósitos o quedarte más tiempo de los 90 días permitidos. De esta manera podrían multarnos y nos resultaría muy difícil poder volver a viajar a Estados Unidos. Tampoco es muy recomendable usar el visado de turista con demasiada frecuencia, podría levantar sospechas para los agentes y denegarnos la entrada al país.

Si eres de los que quiere realizar un curso de inglés en Estados Unidos o un año académico en un instituto o universidad, lo más recomendable es hacerlo a través de una agencia que se ocupe de forma exhaustiva con las gestiones. En Newlink nos encargamos de todo antes y durante tu curso de inglés en Estados Unidos, además, nuestro programa estrella de año académico en USA permite a los estudiantes aprender el idioma en un instituto estadounidense durante todo el curso académico.

 

En Newlink disponemos de cursos de inglés en Estados Unidos y programas de años académicos que reúnen todas las características indispensables para crear una estancia cómoda, segura y, por supuesto, con garantía de aprendizaje. ¡Infórmate aquí!

 

5. Visitar solo los lugares turísticos

La oferta turística de Estados Unidos es tan rica que si quieres aprovechar tu visita al máximo no debes quedarte solo con los centros turísticos más conocidos. Evita en la medida de lo posible las rutas turísticas populares como las que visitan las casas o restaurantes de celebridades porque es una pérdida de tiempo y de dinero. Planifica bien tus planes y utiliza las rutas organizadas si es necesario pero no bases tus vacaciones de esta manera. Volvemos al pequeño trabajo de campo que hay que realizar antes de visitar el estado o ciudad en cuestión. Por poner un ejemplo, New York no solo es Manhattan o Los Ángeles no solo es Hollywood. Hay miles de lugares interesantes que van a marcar la diferencia en lo que se a refiere a una experiencia de viaje memorable.

Si estás en un programa de año académico o un curso de inglés en Estados Unidos, quizás te resulte más fácil descubrir otro tipo de lugares o rutas alternativas gracias al contacto con los propios habitantes estadounidenses.

 

6. Utilizar el servicio de taxis

Todos hemos visto los famosos taxis amarillos de New York en las películas y puede que tenga su romanticismo moverse en taxi por la Gran Manzana, pero si queremos ahorrar dinero en nuestra estancia lo ideal es moverse por las ciudades en transporte público. Quizás en lugares como Los Ángeles —donde moverse sin coche es un problema— puede ser recomendable alquilar un coche, pero en las ciudades con buena red de transporte publico no hay necesidad de gastar cientos de dólares en taxis. Además, hay servicios mucho más baratos como puede ser Uber y que pueden ser de gran ayuda si necesitamos movernos por la ciudad cuando el horario de transporte público está clausurado.

Si te interesa saber algunos consejos sobre cómo alquilar un coche en Estados Unidos para moverte a tu aire durante tu viaje, puedes consultar el post que tenemos al respecto.

 

7. Hablar de temas polémicos con los norteamericanos

Política, inmigración, armas, racismo… son temas polémicos en la actualidad estadounidense, sobre todo desde la llega de Donald Trump a la presidencia. Es importante no meternos de primera mano en ciertos temas con los propios habitantes estadounidenses. De hecho la mentalidad europea es muy diferente a la americana y, aunque en ciertos núcleos urbanitas más cosmopolitas podemos tener opiniones muy parecidas, lo cierto es que también podemos encontrar pensamientos radicalmente opuestos en ciertos temas. Si queremos aprovechar al máximo nuestra estancia, entablando conversaciones con nativos y aprender inglés o su cultura de primera mano, lo más recomendable es dejar de lado los temas polémicos porque nunca sabes cómo va a reaccionar la otra persona si no la conoces aunque tu intención sea buena.

Si deseas hacer un curso de inglés en Estados Unidos es importante ganar amistades que te puedan enriquecer como persona además de mejorar tu nivel de inglés. Por esto mismo, de primeras siempre es mejor no tocar ciertos temas aunque, si la relación continua una vez desarrollado el curso y tu estancia, tendrás que valorar la confianza para abordar con todo respeto temas polémicos en tus conversaciones.

estudia un curso de ingles en el extranjreo

 

8. Comer solo comida basura

Estados Unidos, gracias a su multiculturalidad, es uno de los países donde más se puede disfrutar de la variedad de la comida. La influencia de otras culturas está presente en barrios de grandes ciudades y en la propia gastronomía nacional, por lo que es casi un crimen dedicarse a comer solo en las superficies de comida rápida que han colonizado medio mundo y que también podemos disfrutar en España sin ir más lejos.

Conviene preguntar a los propios ciudadanos por sitios recomendables o mirar en las aplicaciones móviles como TripAdvisor que pueden ser de una pequeña ayuda para encontrar restaurantes interesantes y económicos.

También, si disponemos de alojamiento con cocina podemos ir al mercado y comprar nuestra propia comida. Va a ser mucho más sano y barato, además hay grandes superficies con muy buenos alimentos de cara al público y por supuesto también están los famosos farmers market donde se pueden adquirir alimentos frescos de primera calidad. En nuestro post de consejos para dormir y comer en Estados Unidos puedes encontrar más información.

 

9. Ser tacaño con las propinas

Aunque no es obligatorio dejar propina, lo normal es dejar un 15% del importe completo para los servicios que la requieren, ya que no todos los establecimientos o servicios tienen el protocolo de la propina. Si estás de viaje o durante un curso de inglés en Estados Unidos, tendrás que tener en cuenta profesiones como camarero/a, repartidor/a, taxista, personal de hotel, portero/a, botones, peluquero/a… ya que son las principales que te vas a encontrar fácilmente durante tu viaje.

En algunos restaurantes la cuenta incluye de manera oficial la propina, por lo que es importante revisar siempre los tickets. Si no está incluida, en un restaurante puedes dársela a la persona que te atiende o bien usar el bote común que tan de moda está y donde se reparten el sueldo los empleados.

Es importante dejar propinas, sobre todo en hostelería ya que empleos como camarero/a tienen un sueldo base muy bajo y el grueso de sus ganancias lo proporcionan las propinas. ¿Recuerdas aquella mítica escena de la película Reservoir Dogs del famoso director Quentin Tarantino?

Nunca hay que bajar del 15% de propina, de lo contrario nos pueden llamar la atención o veremos una expresión bastante desencantada del trabajador que haya hecho el servicio. De hecho, por protocolo no dejar propina se considera una completa ofensa. Además, para los europeos y los españoles en particular, la propina es algo totalmente opcional que por norma se deja en los restaurantes y bares con las monedas que nos sobran del café. Hay que recordar que en Estados Unidos es una tradición muy importante y que de ella dependen sueldos de trabajadores, por lo que hay que tener en cuenta siempre que en restaurantes y servicios de atención personal vamos a pagar unos cuantos dólares más.