Aprender ingles en verano Newlink cursos en el extranjero

 

Las vacaciones de verano son una época en la que muchas personas se plantean estudiar inglés para volver a clase o al trabajo con un nivel mejorado. Al disponer de más tiempo, resultan el momento ideal para retomar o comenzar el estudio de esta lengua. Pero claro, las vacaciones son las vacaciones y a todos nos gusta poder disfrutarlas sin preocupaciones.

Aprender inglés choca con la pereza y con todos los planes de vacaciones, mucho más atractivos que los aburridos libros de gramática. Con este panorama, pocos son los valientes que cumplen su promesa de estudiarlo…

 

Estudiar inglés no es algo aburrido

Estudiar una lengua no solo consiste en aprender gramática y vocabulario a base de repetir estructuras y palabras hasta que se graben en la memoria. Para ser competente en una lengua, además de dominar la gramática, hay que ser capaz de producir y comprender textos escritos y orales, y eso se consigue leyendo y escribiendo textos en inglés, escuchando a otras personas hablar en inglés y hablando inglés.

Desarrollar estas competencias puede resultar una actividad muy entretenida si la enfocamos de una manera que resulte atractiva.

 

El que lee mucho, sabe mucho

Leer nos ayudará a adquirir vocabulario y estructuras, así como a distinguir diferentes registros. Por ejemplo, podemos leer noticias en inglés o una novela que nos guste. Un consejo para quienes no se vean con confianza de leer una novela directamente en inglés: podéis elegir un libro que hayáis leído antes en español porque ya conocéis la trama de antemano y os resultará más sencillo seguirla.

En Internet, aparte de encontrar periódicos digitales o infinidad de webs de diversas temáticas en inglés, también hay materiales gratuitos para leer y escuchar novelas. En el sitio web Books Should Be Free encontrarás grandes obras literarias de distintos países y épocas en inglés con sus respectivas grabaciones de audio.

Cuando leas cualquier libro, te surgirán inevitablemente dudas de vocabulario, palabras que tendrás que buscar en el diccionario. Está bien buscar alguna palabra para aprender su significado, pero no busques todas las palabras que no entiendas. Además de ser una tarea muy pesada que te hará avanzar muy lentamente, perderás la oportunidad de deducir el significado por el contexto. ¡Dale al coco y ejercítalo!

 

26

 

 

Para hacer oído

Una idea divertida y al alcance de todos para aprender inglés es ver películas o series en versión original por televisión o por Internet. Es tan sencillo como eligir una película o una serie que te guste y seguirla en inglés. Al igual que con los libros, si te resulta difícil recomendamos que escojas una pieza que ya conozcas con anterioridad y hayas visto en castellano.

Dependiendo de la película o de la serie, además, podrás escuchar distintos registros y acentos (¡recuerda que no solo los británicos y los estadounidenses hablan inglés, e incluso entre ellos tienen diferencias como vimos en nuestros posts!). Si te cuesta entender los diálogos, puedes utilizar también subtítulos en español o en inglés para ayudarte.

Si no estás seguro de poder seguir bien una película o una serie en inglés, aun con los subtítulos activados, puedes utilizar materiales adaptados a tu nivel de comprensión. Una buena opción son los audiolibros. ¡Prueba a escuchar cada capítulo antes de leerlo para comprobar qué información has entendido bien! Hay editoriales, como Penguin Readers, que venden libros clasificados por niveles. Estos libros disponen de CD de audio y actividades sobre la lectura.

 

Empezar a soltar la lengua

Para ganar soltura a la hora de hablar en inglés, lo mejor es buscarse un compañero/a anglófono con el que se pueda hablar a menudo. Sin embargo, no todo el mundo conoce a personas anglófonas con las que pueda conversar en inglés. Por suerte, hay otras soluciones, como buscar cafeterías en las que se organicen sesiones en inglés. Hay algunos establecimientos que fijan ciertas horas a la semana para que sus clientes se reúnan y hablen en inglés en un ambiente distendido. A veces, se proponen temas con varios días de tiempo para que los participantes se preparen y tengan más base para hablar sobre el tema.

Pero no es lo mismo conversar con gente de tu ciudad que hacerlo con nativos, en un ambiente 100% de inmersión lingüística, lo que te garantiza un mayor aprendizaje de mejor calidad. Es por ello que nuestra recomendación es que realices un curso de inglés en el extranjero. Existen tanto cursos de inglés para adultos como cursos de verano en el extranjero para niños y jóvenes. Aunque si todavía estás estudiando la ESO o Bachiller, lo mejor sin duda es realizar tu curso escolar en el extranjero, una experiencia única, enriquecedora e inolvidable que hará que tu año académico estudiando en un colegio con nativos sea el mejor de tu vida.

Si estás en casa, puedes hablar frente al ordenador y grabarte con programas como Audacity para escucharte después. ¡Así, además, superarás esa vergüenza que suele aparecer cuando uno se oye hablar a sí mismo!

 

14

 

 

De tu puño y letra

Para desarrollar la expresión escrita, puedes escribir redacciones (y quien dice redacciones dice también cartas formales e informales de diversos tipos y cualquier otro tipo de textos) y pasárselas a un amigo o a un profesor para que te las corrija. Los recursos que existen en Internet para practicar la redacción son normalmente robots traductores que no son del todo fiables.

Ten en cuenta también que la lengua y la cultura van de la mano, así que, si quieres dominar una lengua, tendrás que conocer también la cultura a la que va ligada. En el caso del inglés, tendrás que conocer la cultura de Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia, etc. Y para ello, lo mejor es viajar a estos países o vivir durante un tiempo en ellos y empaparse de sus formas de vida, de sus costumbres y de su forma de ver el mundo.

 

Estos son solo algunos de los muchos recursos que existen para practicar inglés en vacaciones, pero puedes buscar otros. ¡Te toca elegir los que más te gusten!