Consejos útiles para hacer la maleta cuando viajas al extranjero

consejos para hacer la maleta antes de un viaje

Algunas personas suelen tener verdaderos quebraderos de cabeza a la hora de hacer sus maletas para viajar. Desde nuestra experiencia organizando cursos de inglés en el extranjero desde el año 1997, te recomendamos que tengas claro con antelación todo lo que quieras llevarte apuntado en una lista. Tienes que tener en cuenta sobre todo tu destino, la climatología y el tiempo de tu permanencia. Dependiendo del destino en el que vayas a realizar tu curso de inglés en el extranjero con Newlink, la estancia mínima son dos semanas. Para evitar sorpresas y prisas de última hora, ten preparado todo lo imprescindible en la maleta dos o tres días antes del viaje.

 

Empezar haciendo una lista: una ayuda muy útil

El primer paso de todos tiene que ser realizar una lista de todo lo que vas a meter en la maleta en un cuadernillo o en un papel. Puede ser de ayuda escribir por categorías lo que vas a necesitar (ropa, productos de aseo, documentación, aparatos electrónicos…) e ir completando cada categoría con los objetos que quieras llevarte.

Este sencillo paso te ayudará a recordar y a repasar todo lo que te llevas. También te servirá para hacerte una idea de cuál es el volumen de cosas que te llevas, porque al tener que coger un avión tienes que tener en cuenta los límites establecidos en cuanto al equipaje. Además, si tienes algún problema de pérdida de equipaje, siempre es más fácil reclamar la totalidad de tu maleta a la compañía aérea, aunque en Newlink contamos con un seguro de defensa ante abusos de aerolíneas (cubrimos los gastos ocasionados por retrasos, cancelaciones, overbooking y pérdidas cuando las compañías aéreas no se hagan cargo de los mismos).

 

Aspectos a tener en cuenta cuando cogemos un avión

Como ya hemos dicho, una de las cosas que tienes que tener en cuenta son las medidas y el peso de las maletas. Algunas compañías han establecido como peso máximo para facturar 20 kg; otras, permiten hasta 23 kg e incluso 30. Este punto lo tienes que tener muy presente a la hora de comprar el billete de avión. Con las maletas adicionales o con el sobrepeso existen bastantes restricciones, por lo que conviene Maletainformarse muy bien y evitar sorpresas desagradables en el aeropuerto al tener que pagar kilos de más o bultos que pensábamos que estaban incluidos. Te aconsejamos que siempre que sea posible, dejes un poco de hueco en la maleta para que puedas meter las cosas que adquieras durante tu estancia porque seguro que te vuelves con algún recuerdo/regalo/capricho del viaje 😜

 

Para evitar problemas en la aduana con la comida, sobre todo si viajas a Estados Unidos, Canadá o Australia, aconsejamos no introducir ningún tipo de alimento en la maleta. En estos países la regulación sobre la importación de alimentos es bastante estricta. En la Unión Europea no hay tantos problemas y en principio, no existe riesgo si viajas con algún paquete de embutido (siempre envasados al vacío) o algunas latas de conservas. Otra alternativa es comprar lo que quieras llevar en la zona de “duty-free” de los aeropuertos una vez has pasado los controles y te encuentras en la zona de embarque.

 

En cuanto a los líquidos, desde el 6 de noviembre del 2006 la normativa exige llevar en el equipaje de mano todos los líquidos en pequeños contenedores de no más de 100 ml, llevándolos todos en una bolsa de plástico transparente con auto cierre de no más de 1 litro de capacidad máxima y fuera del equipaje de mano para facilitar la tarea a los encargados en los controles de seguridad. Los desodorantes en aerosol no están permitidos, al menos que el envase sea de menos de 100 ml.

Todos los objetos punzantes, como pueden ser unas tijeras, corta uñas, pinzas… deberán estar en el equipaje que hayas facturado y no en el equipaje de mano, ya que no te los dejarán pasar en el control de seguridad ni aunque pongas los ojitos del gato de Shrek.

 

Un par de detalles útiles

Desde el momento que aterrices en el país de destino vas a necesitar dinero en efectivo. Si es un país de la Unión Europea, no tendrás problema porque podrás pagar en euros (2014: a excepción de Reino Unido, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Lituania, Hungría, Polonia, República Checa, Rumanía y Suecia). Pero si viajas a otros países como Estados Unidos, Canadá o Australia, necesitarás llevar ya cambio en la moneda del país. Te será muy útil para los primeros días, hasta que encuentres la manera más económica de cambiar tu dinero.

Y algo importantísimo si viajas a Inglaterra, Estados Unidos o Canadá: ¡¡No te olvides de llevar un adaptador de corriente!! Los enchufes ahí son diferentes, tienen 3 ranuras y son de 230 voltios. Podrás adquirirlo una vez allí, pero es mejor ser precavido y llevarlo contigo por si quieres cargar tu móvil o encender tu portátil nada más llegar.

 

Y por último, solo falta cerrar la maleta, descansar bien antes del viaje y disfrutar al máximo de la experiencia. ¡Buen viaje! Os esperamos a la vuelta 😀

Buen Viaje