Cómo conseguir la Green Card americana: el permiso de residencia en EEUU

Cómo conseguir la Green Card americana
 

Si te interesa trabajar en Estados Unidos de manera legal y permanente, seguramente ya sabrás que para ello es necesario obtener un documento de vital importancia que te acredite como ciudadano americano de pleno derecho. En este post vamos a explicarte las diferentes maneras que existen para poder obtener el permiso de residencia en EE.UU.

Has de saber que este documento es necesario para toda persona que quiera trabajar en Estados Unidos y en ningún caso debes solicitarlo si lo que te interesa es hacer un viaje a la costa oeste de Estados Unidos como turista para conocer el país o si quieres realizar un curso de inglés en Estados Unidos. Para ello simplemente basta con rellenar el formulario de Autorización de Viaje a Estados Unidos, conocido como Visado ESTA. Si lo que deseas es solicitar la autorización ESTA, visita su página para más información. Lo primero de todo, vamos a explicar qué es exactamente la tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos, conocida coloquialmente por el nombre de Green Card.

 

¿Qué es la Green Card?

La Green Card es un documento de identidad dirigido a los residentes permanentes en Estados Unidos que no tienen la nacionalidad estadounidense. Es decir, es un documento enfocado a los ciudadanos no americanos que quieren trabajar en Estados Unidos de forma legal y permanente. De esta manera, la persona que obtenga la Green Card tendrá derecho a residir y trabajar en Estados Unidos como un ciudadano norteamericano más, aunque con ciertas diferencias que explicaremos más adelante ya que el titular de la Green Card tiene menos derechos que un ciudadano norteamericano.

El nombre oficial del permiso de residencia en EE.UU. es “Alien Registration Receipt Card” o “tajeta de registro de extranjeros”, aunque todo el mundo se refiere al documento por el nombre de Green Card —en castellano, tarjeta verde— ya que en el pasado estas tarjetas eran de color verde. En la actualidad son de un color rosado pero todavía permanece el nombre coloquial de Green Card en el ideario colectivo.

La tarjeta Green Card es válida por un período de diez años y debe renovarse antes de que expire esta fecha límite. Además, si se pierde o se mutila, debe aplicarse para conseguir una nueva y notificar su extravío, robo o destrucción a las autoridades migratorias. Todos aquellas personas mayores de 18 años que tengan el permiso de residencia permanente en Estados Unidos deben llevar consigo en todo momento su Green Card como prueba de su estatus migratorio. El no cumplimiento de este requisito puede dar lugar a una condena por faltas, aunque la aplicación de esta ley varía muchísimo de estado a estado.

Lo que quizás no sabías es que existe un límite reducido de la cantidad de Green Cards que se otorgan cada año. El proceso es muy lento y, en función de la categoría por la cual se esté optando a la Green Card, el tiempo de espera y aprobación puede variar significativamente desde meses hasta años. Esto se debe principalmente a la enorme cantidad de solicitudes que existen para conseguir la Green Card frente a la cuota restringida de personas que pueden optar a ella.

Una vez obtenida la Green Card, el titular se convierte en ciudadano permanente y adquiere el derecho de vivir y trabajar en Estados Unidos por el resto de su vida. No obstante, se requerirá que el portador viva de manera permanente en el país (no importa cuántos viajes haga fuera de él) y cumpla con ciertas obligaciones, de lo contrario, la tarjeta y todos los privilegios que ésta acarrea, serán revocados.

 

¿Green Card o Visa de trabajo temporal?

Como hemos mencionado al principio, hay que hacer una distinción entre una estancia temporal (visados) y una estancia permanente (Green Card). Las personas que quieren viajar a Estados Unidos de forma no permanente y con un propósito específico (turistas, estudiantes de un curso de inglés en Estados Unidos, gente de negocios, diplomáticos, trabajadores temporales…), no deben conseguir la Green Card.

Sin embargo, en el resto de casos que se puedan dar, conseguir una Green Card es significativamente más ventajoso que una visa temporal. Lo primero de todo porque no tienes que abandonar el país una vez vencido el período especificado en tu visado. Y lo segundo es que puedes optar a más derechos y, además, a tus familiares directo también se les otorgará la residencia permanente con todos sus beneficios asociados.

No obstante, como conseguir la Green Card es una tarea lenta y costosa, un buen consejo es tratar de obtener primero una visa de trabajo temporal —las visas que permiten trabajar de manera temporal en Estados Unidos más conocidas son las clasificadas con las letras H, L, E, O, P y R—. Después, una vez te hayas establecido en el país, el objetivo a lograr es buscar el permiso de residencia permanente en Estados Unidos con el apoyo de la empresa para la cual estés trabajando o mediante otras maneras que explicaremos a continuación.

permiso de residencia permanente en Estados Unidos

 

Maneras de conseguir la Green Card americana

Aunque existen diversas maneras de obtener una Green Card americana, hay que tener en mente que todas ellas poseen los mismos derechos inalienables para su portador independientemente de la manera en que haya accedido a ella.

Puedes conseguir la Green Card, principalmente, a través de: una residencia basada en un puesto de trabajo, mediante el lazo de familiar directo con otros residentes, por adopción de una pareja estadounidense, a través del matrimonio con un ciudadano estadounidense, siendo un inversor en suelo estadounidense, accediendo a ella en calidad de refugiado o simplemente, por el azar de una lotería.

 

1. Residencia basada en empleo

Se puede conseguir la Green Card sobre la base de un empleo aunque para ello existen cuotas limitadas que varían anualmente y las plazas se acaban con relativa rapidez.

Para poder solicitar una Green Card por motivos de empleo se debe contar con una oferta formal de trabajo en Estados Unidos, ya sea de un particular o de empresa. Los requisitos a cumplir son poseer el nivel académico y experiencia indicada para el puesto en cuestión. Hay que tener en mente que, en la mayoría de los casos, una condición para que se dé la Green Card basada en el empleo de un extranjero es demostrar que existe una escasez de ciudadanos estadounidenses que puedan ocupar esa posición. El proceso para comprobar dicha escasez es obteniendo una certificación laboral a través del Departamento de Empleos, tarea de la que suele encargarse el empleador.

Existen casos especiales de personas que no necesitan contar con una oferta de trabajo para conseguir la Green Card. Es el caso de profesores o investigadores de renombre, ejecutivos o gerentes acreditados de multinacionales, deportistas de alto nivel… Sin embargo, estos casos de personas con competencias profesionales o académicas extraordinarias tienen un número muy limitado ya que se debe contar con el reconocimiento público en el área competente, ya sea las ciencias, artes, educación, deporte..

Es por ello que el gobierno de Estados Unidos utiliza la siguiente tabla de preferencias en el otorgamiento de la Green Card en base al empleo:

  • Primera preferencia: Trabajadores prioritarios que cuenten con habilidades extraordinarias en las artes, ciencias, educación, negocios o deportes. Profesores o investigadores y gerentes o ejecutivos de empresas multinacionales.
  • Segunda preferencia: Profesionales con grados académicos avanzados o habilidades excepcionales.
  • Tercera preferencia: Profesionales o trabajadores con competencias o sin ellas.
  • Cuarta preferencia: Trabajadores religiosos y otras categorías de trabajadores e individuos.
  • Quinta preferencia: Individuos que estén dispuestos a realizar una inversión de US$ 1 millón en un negocio de Estados Unidos, o US$ 500 mil en un área de recesión económica.

 

2. A través de familiares

En este caso no existe límite en la cantidad de Green Cards que pueden otorgarse para familiares directos de ciudadanos. Este caso se aplica para:

  • Cónyuges de ciudadanos estadounidenses, incluyendo viudas y viudos.
  • Solteros menores de 21 años con al menos un padre que sea ciudadano.
  • Padres de ciudadanos estadounidenses, de hijos mayores de 21 años.
  • Hijos políticos y padres políticos, si el matrimonio de los padres tuvo lugar antes del cumpleaños número 18 de los hijos.
  • Padres e hijos unidos por un proceso de adopción, si el acto legal tuvo lugar antes de que el hijo cumpliera los 16 años.

El gobierno de Estados Unidos ha establecido la siguiente tabla de preferencias en el otorgamiento de la Green Card a través de familiares:

  • Primera preferencia: Personas solteras, de cualquier edad, que al menos uno de sus padres sea ciudadano.
  • Segunda preferencia: Cónyuges de poseedores de la Green Card y sus hijos solteros de menos de 25 años. Esta preferencia también abarca a hijos solteros (mayores de 21 años) de poseedores de la Green Card.
  • Tercera preferencia: Personas casadas (de cualquier edad) que al menos uno de sus padres sea ciudadano.
  • Cuarta preferencia: Hermanos y hermanas de ciudadanos mayores de 21 años.

 

3. Por adopción

En este caso sí que existe una cuota limitada y un considerable tiempo de espera para quienes quieren obtener la Green Card través de un proceso de adopción. Cabe destacar que esta opción solo se puede aplicar a menores de 16 años, ya que muchos inmigrantes adultos piensan equivocadamente que pueden obtener una Green Card si son adoptados por un estadounidense.

Por lo tanto, las tarjetas Green Card agrupadas bajo esta categoría, son exclusivamente para el uso de ciudadanos y residentes permanentes que desean adoptar a un niño menor de 16 años extranjero.

 

4. Por noviazgo y matrimonio

Seguramente, las ventajas que otorga el solicitar un Green Card a través del matrimonio con un ciudadano estadounidense sean las más conocidas y solicitadas. Por ello, las solicitudes que se realizan bajo esta categoría no tienen límite de cuotas.

Si el matrimonio se va a realizar en Estados Unidos, quien sea extranjero en la pareja deberá solicitar una visa temporal K-1 —sus hijos menores de 21 años deberán solicitar una visa K-2— para viajar al país con el fin de contraer matrimonio en un lapso menor a 90 días desde su llegada. Si el matrimonio no se realiza en ese tiempo, la visa será inválida y la persona será forzada a abandonar el país.

Pero, como sabéis, existen muchas personas que recurren a esta opción mediante matrimonios de conveniencia con el fin de conseguir la Green Card. Este acto está considerado como un delito y se castiga con prisión, deportación o prohibición de por vida para optar a la Green Card. El ciudadano estadounidense que participe como cómplice también podrá ser castigado con penas privativas de libertad por haber sido un actor necesario en el engaño.

Aún con todo y con esto, las estadísticas que manejan las autoridades de inmigración demuestran que más de la mitad de los casos de solicitudes de residencia permanente en Estados Unnidos por matrimonio son fraudulentas. Por ello cuentan con un Servicio de Ciudadanía e Inmigración muy estricto que investiga a fondo a las parejas y exigen un mínimo de dos años de convivencia matrimonial antes de obtener una Green Card definitiva.

 

5. Residencia por diversidad étnica 

Existe un caso particular conocido como “lotería de Green Card americana” mediante la cual se otorga un número de Green Cards a personas que provienen de países con porcentajes bajos de inmigración en Estados Unidos. De esta forma, si eres favorecido por esta lotería, puedes vivir y trabajar en Estados Unidos de manera legal.

El objetivo de este programa es asegurar la diversidad étnica de las personas migrantes que viajan a Estados Unidos mediante un proceso de selección confiado al azar. Es por ello que el número de participantes es absolutamente inmenso y va en aumento cada año, lo que hace más difícil las posibilidades de ser elegido. Además, al depender enteramente del factor suerte, no existe garantía alguna de resultar favorecido. La única ventaja es que para conseguir la Green Card de esta manera no se requiere tener ninguna competencia o habilidad especial en el plano académico o profesional.

 

6. Residencia para inversionistas

Esta última categoría para conseguir la Green Card se ha vuelto muy popular en los últimos años. Consiste en otorgar el permiso de residencia permanente en Estados Unidos a la persona que invierta en el país. Existe una cuota anual especial de 10.000 Green Cards reservadas a inversionistas, 3.000 de ellas para quien invierta en áreas rurales o con altos porcentajes de desempleo.

Cada vez son más famosos los casos de empresarios que venden sus propiedades en su país de origen y levantan sus propias empresas en Estados Unidos. La principal desventaja es que se requiere una fuerte inversión de dólares con una cantidad mínima de 1 millón de dólares para crear una empresa o expandir un negocio que ya exista, cifra difícil de alcanzar por la mayoría. Además se exige que el inversor contrate al menos a 10 trabajadores estadounidenses a jornada completa.

En el caso de que el inversionista decida ubicarse en una región deprimida económicamente como zonas rurales o con un alto porcentaje de población desempleada, se le exigirá “tan sólo” una inversión de medio millón de dólares.

formas de conseguir la Green card en EEUU

 

Causas para perder la Green Card en Estados Unidos

Si quieres trabajar en Estados Unidos, debes de saber que ahí la Green Card no es concebida como un derecho, si no como un privilegio. Como ya hemos dicho, obtener la Green Card no implica convertirse en ciudadano estadounidense de pleno derecho, si no que simplemente eres considerado como un residente permanente de forma legal que vive y trabaja en Estados Unidos.

No obstante, puedes perder los privilegios que te concede la Green Card si incumples una serie de obligaciones, como por ejemplo:

  1. Residencia física en Estados Unidos: aunque existen excepciones a esta regla (debes pedir los correspondientes permisos y evitar viajes que puedan poner en peligro tu Green Card), el titular que tenga un permiso de residencia permanente en Estados Unidos no se puede ausentar más de 6 meses dentro de un mismo año.
  2. Pagar impuestos: quien goce de un permiso de residencia permanente en Estados Unidos debe cumplir con sus obligaciones tributarias y pagar los impuestos federales, estatales y locales que marca la ley.
  3. Respetar la ley: aunque lleves residiendo desde tu infancia y tengas un permiso de residencia permanente en Estados Unidos, el incumplimiento de la ley puede acarrear una deportación del país. Son delitos calificados como inmorales o agravados, los que tienen que ver con robos, abusos sexuales, drogas, fraude, malversación…
  4. Cambio de domicilio: aunque la mayoría de gente con un permiso de residencia permanente en Estados Unidos no cumple esta obligación, lo cierto es que es muy recomendable notificar al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) de cualquier cambio de residencia en un plazo de 10 días después de la mudanza.

 

Diferencias entre “Permiso de residencia permanente en Estados Unidos” y “Ciudadanía estadounidense”

Como hemos dicho al principio del post, aquellos que tengan un permiso de residencia permanente en Estados Unidos (Green Card) gozan de una gran cantidad de derechos menor que los ciudadanos estadounidenses.

De entre todos ellos, por ejemplo, destacan por encima de todos que quienes posean el permiso de residencia permanente en Estados Unidos:

  • No pueden votar en las elecciones del país.
  • No pueden acceder a cierto tipo de trabajos en los que de algún modo esté involucrada la seguridad nacional.
  • Pueden ser deportados si se diera el caso de no cumplir sus obligaciones.

No obstante, las personas con Green Card pueden cambiar su estatus para convertirse en ciudadanos estadounidenses por el proceso de naturalización al que pueden aplicar si han sido residentes permanentes legales un mínimo de 5 años, entre otros casos especiales.