¡Buenos días!

Cuando pensábamos en el día de hoy a todos se nos iluminaba la cara, ¡nos íbamos a Nueva York! Pero, nada más levantarnos, el día no comenzó muy bien. Habíamos quedado a las 7 de la mañana en nuestra estación de tren y a esa hora no paraba de llover, llover muy fuerte, por lo que nos vinimos abajo un poquito pero nada que un paraguas, un chubasquero y un buen chocolate calentito no arreglen.

Llegamos a nuestro meeting point con la puntualidad que nos caracteriza, porque seremos españoles, pero cumplimos con los horarios mejor que cualquier otro. Allí nos reunimos con estudiantes de otras nacionalidades para esperar al autobús. Cuando nuestro guía llegó, hizo varias llamadas para que nuestro autobús fuera a recogernos, pero para nuestra sorpresa y la de todos, el bus se había estropeado y no había ningún otro disponible, por lo que tuvimos que posponer la excursión para el día de mañana.

1. Esperando al tren para Salem

Pero como no hay mal que por bien no venga y hay que mirar las cosas siempre por su lado positivo, algunos se fueron de compras y otros nos fuimos a Salem, la también llamada ciudad de las brujas a causa de los juicios que tuvieron lugar en 1692. Pudimos visitar el museo de las brujas, donde te explican la historia de esta famosa localidad; recorrer sus calles, sus monumentos… En definitiva disfrutar de un poquito más de historia de este país.

2. El museo de las brujas

Tras esto, algunos de los chicos continuaron visitando el Museo de Historia Natural que se encuentra en Harvard y pudieron ver dinosaurios y todo tipo de animales entre otras cosas.

12. Museo Historia Natural

A pesar de que el día no empezara con la mejor de las noticias, conseguimos sacar algo bueno y aprovecharlo al máximo con otras cosas.

Ahora sí que sí, ¡mañana a Nueva York!

Let’s keep in touch!

Esther

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!