Y finalmente llegaron los nuevos estudiantes franceses. ¡¡¡¡45 estudiantes de golpe!!!! ¡Y todos franceses! Algunos ni siquiera saben hablar mucho inglés. Por eso tenemos traductoras de francés-inglés en casa, como Rebeca 😉 ¡Aprendizaje doble! Y bueno, no llegarán a ser como nuestros amigos que se han ido claro… Algunos parecen majos, pero otros parece que lo de la copa del mundo se les ha subido a la cabeza. Bueno, veremos cómo va la cosa. El jueves puede ser que tengamos algunos en nuestra nueva clase. ¡¡¡Por fin todos con Judey!!!! Ya la echábamos de menos las que no la teníamos 🙁

Y bueno, directamente, después de la comida, nos vamos rumbo a Worthing en ¡¡¡¡TRES AUTOBUSES!!!!! Son dos pisos de autobuses ¡¡¡y los hemos llenado todos!!! Qué de gente para llenar tres autobuses así. Pero nosotras ya nos sabíamos las paradas, porque íbamos a la misma que cuando vamos a la disco. Y esa ya la tenemos controlada.

Bueno, pues ya, una vez estábamos todos en el parque, los tres buses, ¡¡¡¡nos disponemos a ir a la bolera!!!!

¡¡¡¡Y menuda bolera!!!! Nada más entrar, vimos la de máquinas que había allí 😀 Madre mía! ¡Para pasar allí tooooooda la tarde! Pero bueno, había un montón de calles de bolos y ¡todas para nosotras! Pues en grupos de seis hemos empezado. Algunas mejor, otras peor, otras peor que eso, pero hemos derribado bolos, que es lo importante. Luego otras hemos probado alguna que otra maquinita, que no podíamos irnos sin probarlo.

Y por último, pero no por ello peor… Adivinad… ¡¡¡Tiempo libre de shopping!!!! Así hemos conocido el área de shopping de Worthing. Otras, por casualidades de la vida, nos hemos topado con nuestra perdición máxima: restaurantes de comida rápida/basura. Que los papis/mamis no piensen que no estamos comiendo, que sí que lo estamos haciendo. ¡¡Y verduras!!! Que en las pizzas y en las hamburguesas suelen meter tomate…

Y con unos kilitos más y un poquito más de sonrisa, nos volvemos a casa a descansar para el zoo de Londres mañana 🙂