¡Muy buenas familias!

Perdón por el retraso en esta entrada, pero es que ya nos quedan muy poquitos días para volver a España, ¡y estamos aprovechando cada día al máximo! Os cuento un resumen de lo que hicieron nuestros estudiantes en el día de ayer, y lo que hemos hecho hoy.

Julia, Celia y unas compis españolas y francesas fueron a hacer roller disco. Si hay algún setentero por la sala, igual ya sabe lo que es. Se trata de patinar en un recinto cerrado, pero al ritmo de la música y con luces de colores y bola de espejos. ¡Seguro que se lo han tenido que pasar genial! Y sin culetazos, espero jejeje

Jimena se encontró con Mónica y su compi francesa en Square One, uno de los malls más grandes de Mississauga. A nuestras chicas les encanta, sobre todo porque a parte de haber tiendas que nos gustan mucho, hay mucha variedad de comida para picar, y lo más importante: hay aire acondicionado que se agradece cuando pega el calor en Canadá.

Por otra parte, Carla, Álvaro, Tony y Diego fueron al Cassie Campbell Community Centre, un centro comunitario en la zona de Brampton en la que los vecinos de los alrededores pueden ir al gym y a hacer natación (algo que escogieron hacer nuestros estudiantes), entre otros deportes.

Adrián disfrutó ayer comiendo los crêpes tan ricos que preparó Nicolas, su compañero francés. Veremos si Adri se anima a hacer una tortilla de patatas para aportar ese toque español y competir con los crêpes.

Y pasamos al día de hoy, en el que muchas familias no tenían nada planeado, y la monitora francesa y yo hemos decidido organizar una última quedada antes de volver a nuestros respectivos países.

Las familias nos han dejado en el punto de encuentro, Gage Park, a la 1 de la tarde, y hemos aprovechado ese tiempo para ir a comer poutine (¡que muchos aún no habían probado!). Ha triunfado más con algunos que con otros 🙂

Comiendo poutine 1Comiendo poutine 2Comiendo poutine 3

Después hemos ido andando hasta el local en el que realizaríamos la actividad de hoy: laser tag. Los chavales se han animado y han cogido tres juegos en lugar de uno. Y ha estado muy divertido. Nos hemos puesto nuestro equipo de luces, y listos con nuestras pistolas de rayos, nos hemos enfrentado unos contra otros para obtener la mayor cantidad de puntos. Por desgracia, siempre nos ha ganado uno de los franceses y una familia con nombres muy curiosos, pero aún así nos lo hemos pasado genial.

Laser tag

Y aprovechando que ha parado de llover (sí, no veáis la que ha caído en un momento mientras estábamos en el local), hemos vuelto a Gage Park, donde las familias volverían para recogernos y llevarnos a casa. Otros han vuelto en bus, que ya dominamos por aquí. Somos unos auténticos canadienses.

Ahora toca dormir porque mañana viernes nos espera la última excursión del viaje, y viene cargadita. ¡Se trata ni más ni menos que del parque de atracciones Canada’s Wonderland!

Pero de eso hablaremos mañana. ¡Buenas noches a todos! 😀