Y aquí estamos de nuevo después de nuestro primer domingo en “familia”. Y decimos en “familia”, porque para algunos y algunas, qué mejor familia que los amigos y amigas que estamos haciendo. Algunos sí que tuvimos un verdadero día en familia. Fuimos a pasear, a comer fuera, a conocer sitios nuevos… Pero en cambio otros fuimos con nuestros amigos y amigas (pero papis, mamis, no os preocupéis, que pedimos permiso a las familias). En fin, un día estupendo, ya que el tiempo nos dejó hacer bastantes cositas. Y no solo eso. Algunos de nosotros recibíamos en casa a nuevos estudiantes franceses que vienen por otras tres semanas como nosotros. Qué emocionante! Más amiguitos con los que ir mañana a la disco! (Lo sabemos, los inicios de semana son buenos por la disco). Así que empieza la semana fuerte!

Y bueno, hoy ha sido un día movidito, y lo dicho, hemos empezado la semana a lo grande, haciendo una de las cosas que más nos gusta: COMER! Así que el grupo de Eoin cocinamos brown soda bread. Y papis, mamis, teníais que habernos visto. Pobre cocina, pero bueno hemos aprendido algo: nunca hagas más pan, a menos que sea en cocina ajena, por lo demás, compralo, es más limpio 🙂 . Pero bueno, estaba “comible”. Otros también hemos hecho pizzas con Lisa, así que no se puede pedir más. También otros hemos tenido una experiencia mágica en Wells Castle. Vaya sitio más irlandés! Allá donde miraras estaba todo verdecito. Y para otros sí que ha sido movidito. Hemos ido a jugar a golf, y claro, como ya imaginaréis, la bola iba a todos lados menos a donde tenía que ir. La verdad que Stephen se ha reído bien hoy con nosotros. Pero bueno, ya a partir de hoy nos consideramos profesionales (hoy no, pero mañana ya sí). Así que como veis, un día genial.

Y no podemos esperar a que llegue mañana para ir a la disco con más estudiantes nuevos! We can’t wait!