7 julio – Día 3 – Acuario

 

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis?

Continuamos con nuestra aventura americana, donde estamos aprendiendo mucho y no solo inglés, sino también a manejarnos en el metro de una ciudad grande, a ser puntuales durante nuestro tiempo libre, a respetar distintas culturas que nos encontramos día a día tanto en clase como por las calles, a probar diferentes comidas que nuestras familias nos preparan…

Tras nuestro segundo día de clases, hemos almorzado y hecho un poquito de ‘sobremesa’ comentando cómo nos va todo con la familia, las clases, etc… Todos estamos muy contentos de poder estar viviendo esta aventura en este curso de inglés en Boston y estamos aprovechándolo al máximo.

A la 13:00 hemos quedado en la escuela con nuestra monitora de hoy, Lorreaine. Lorreaine además es una de las profesoras de la escuela y nos ha explicado muy amablemente cuál iba a ser el recorrido de nuestra actividad y qué veríamos en el acuario.

Aunque el acuario de Boston es pequeñito, hemos podido disfrutar de lo graciosas que son las focas en su show, hemos tocado estrellas de mar y mantas rayas, hemos visto tortugas de cientos de años… ¡Una visita muy interesante! A alguno que otro le ha encantado el trabajo que desempeñan los trabajadores del zoo, una profesión ideal para los amantes de los animales.

Mañana es sábado y tenemos excursión de todo el día, así que nos vamos a descansar y a reponer fuerzas.

¡Hasta mañana!

 

8 de julio – Día 4 – Excursión a Salem

Hello everyone!

Hoy nos hemos levantado con el cielo nublado pero sabíamos que a medida que iba pasando el día, el sol saldría…y así ha sido, hoy ha brillado el sol aunque también nos ha llovido durante la excursión. El tiempo aquí es muy cambiante y como dijo Mark Twain: “si no te gusta el tiempo de Nueva Inglaterra hoy, espera unos poco minutos”.

Hoy es sábado y nos toca excursión de día completo, nos vamos a Salem. Así que después de desayunar con nuestras familias, nos hemos vuelto a reunir a las 9:00 en la estación de tren de nuestro barrio para ir al centro de la ciudad, donde nuestra primera parada sería el acuario. Allí hemos quedado con el otro grupo y con George, nuestro monitor.

Antes de coger el ferry pudimos disfrutar de un poco de tiempo libre en las calles que rodean al puerto, llenas de tiendas, cafés, restaurantes y parques con pequeñas piscinas para refrescarte cuando la humedad de Boston es insoportable.

Salem es la también llamada ciudad de las brujas a causa de los juicios que tuvieron lugar en 1692.  George nos ha contado que  la fama de esta ciudad se remonta al tiempo de los primeros colonos de los Estados Unidos. En aquellos tiempos el pequeño pueblo de Salem, habitado principalmente por puritanos, tuvo un escandaloso caso de brujería por el que fueron procesadas y sentenciadas 25 mujeres bajo la sospecha de ser brujas.

George también nos ha explicado que seguiríamos una línea roja que había en el suelo, el llamado  “witch trail” y así podríamos ver los distintos atractivos esotéricos con los que cuenta la ciudad como el Peabody Essex (que actualmente se está renovando), el museo de cera de las brujas y el museo de los piratas de Nueva Inglaterra. George nos ha llevado a las mazmorras dónde estuvieron prisioneras las mujeres acusadas de brujas en el triste año de 1692 y a “La Casa de los siete tejados”. Este edificio se hizo famoso gracias a la novela de Nathaniel Hawthorne del mismo nombre.

Después de recorrer los atractivos es el pasado esotérico de la ciudad con sus brujas y tormentos, nos hemos subido al autobús de vuelta a Boston, que aún nos quedaba una hora de camino y vuelta a casa para cenar con la familia  y descansar un poco que el día ha sido muy activo.

Mañana os sigo contando…

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!