Hello, everyone!

Madre mía. ¡Ya llevamos una semana en Liverpool! La semana ha pasado volando, y sin darnos cuenta, ya hemos llegado al domingo. Hemos consumido la primera semana de nuestro programa. Pero aún nos queda mucho curso por delante 😉

Como hoy era domingo, no teníamos actividades con LILA*. Era nuestro día libre. Pero como ha vuelto a salir el sol en esta bonita ciudad, hemos decidido salir a aprovechar la mañana. Nos hemos levantado un poquito más tarde de lo normal, por eso de ser domingo y llevar un ritmo un poco más relajado. Y tras el desayuno, que hoy ha consistido en yogur, frutas y galletas (más esos cereales con leche de todas las mañanas), nos hemos puesto en marcha.

Hemos ido dando un paseo hasta el Albert Dock, el que podría ser el muelle más famoso de la ciudad de Liverpool. Allí, hemos visitado el Merseyside Maritime Museum (el Museo Marítimo), aprovechando la entrada gratuita. Allí, no solo hemos podido aprender cosas nuevas sobre la relación de Liverpool con el barco más famoso de la historia, Titanic, sino que también hemos aprendido cosas sobre la esclavitud en Africa y el papel que jugó Liverpool en ella.

Pedro, Julia y Mario1 hablando sobre el Titanic

Después de dar una vuelta por el Albert Dock, hemos ido paseando hasta Liverpool One, que ya os sonará. Hemos aprovechado para comer por la zona, y en el menú hemos tenido hamburguesa y pizza. Sabemos que no es de lo más sano del mundo, pero los chicos se morían de ganas de cambiar un poco y no comer packed lunch otra vez 🙂

Junto al Albert Dock

Tras el tiempo libre de compras que hemos disfrutado, hemos vuelto a la residencia porque era un momento muy importante. ¡Llegaba nuestro nuevo estudiante Mario! Ha llegado justo para la cena, que nos han traído Sky y su ayudante Katie. Hoy teníamos un plato muy inglés: Sunday roast. El plato consiste en pollo (aunque normalmente es ternera) asado, con patatas asadas, verduras, Yorkshire pudding (o budín de Yorkshire) y una salsa deliciosa hecha con los propios jugos de la carne llamada ‘gravy’. Estaba todo para chuparse los dedos.

Cenando en la resi con Mario2

Una vez comidos, los chicos han estado conociéndose mejor, pasando el rato en la sala común viendo Netflix, uno de sus pasatiempos preferidos. Y las chicas hemos hecho una beauty session, una sesión de belleza. Nos hemos comprado unas mascarillas faciales y hemos invitado a Julia, una de las monitoras locales, a unirse a nosotras. Me temo que los selfies que nos hemos sacado los mantendremos en secreto, para mantener nuestra dignidad XD

Y con eso y un bizcocho, hasta mañana a las 8, literalmente.

¡Que descanséis!