5 de julio – Día 1 – Llegada

 

Estimadas familias, como bien sabréis, ¡por fin estamos en Londres! Ayer fue un día muy intenso. No hubo muchas lagrimillas en el aeropuerto a la hora de despedirnos, lo cual creo que es bueno. Después de facturar y pasar el control habitual, tuvimos que pasar también el control de pasaportes por viajar al Reino Unido; tuvimos suerte ya que nos tocó un policía nacional muy amable. Entre el primer control y el segundo y gracias a la inestimable ayuda de nuestros enlaces de Newlink, nos encontramos con María (que venía en una conexión desde Teide) y con Xavi (Francisco) y Gonzalo (que venían desde Vigo). A pesar de esperar un rato para embarcar, no tuvimos ningún problema de overbooking ya que ¡estábamos los primeros!

El vuelo transcurrió sin incidencias ni turbulencias ni mareos. Unos jugando, otros durmiendo y otros charlando para conocerse y hacer nuevos amigos. La verdad es que enseguida congeniaron todos, lo cual fue muy gratificante. Aterrizamos en Heathrow y a pesar de tener que coger un tren para llegar hasta la zona de recogida de equipaje, aún nos tocó esperar un rato a que llegaran las maletas, las cuales, también por suerte, llegaron en perfecto estado. Tras unos minutos, nos encontramos con la persona que había venido a buscarnos en autobús para traernos hasta el colegio.

Anoche no tuvimos mucha ocasión de ver entero el precioso colegio en en que nos alojamos ya que, a pesar de llegar a una hora más que razonable para España, aquí ya habían cenado y el dining hall de Hogwarts en el que comemos ¡ya había cerrado! Pero se acordaron de guardarnos muy amablemente unos packed-lunches. Anoche todos estaban muy excitados y les costó dormirse un poco más de la cuenta. Aquí se desayuna, se come y se cena varias horas antes que en España, por lo que también nos acostamos y levantamos un poquito más temprano. ¡Poco a poco nos vamos habituando a estos nuevos horarios tan alejados de nuestras costumbres!

 

6 de julio – Día 2 – Horsham y prueba de nivel

Esta mañana, diana a las 07:30 que es cuando empieza el horario del desayuno. A algunos de los chicos se les han pegado un poco más las sábanas pero estoy casi segura de que tratarán de evitar que se repita. Hemos visto el precioso comedor donde se grabaron varias de las escenas de la película Harry Potter y la verdad es que es realmente impresionante. De hecho, nos han contado que el cuadro central ostenta un récord debido a su gran tamaño que es de ¡varios metros cuadrados! La comida (desayuno, comida y cena), a mi humilde parecer, es francamente buena y variada. En el desayuno se nos ofrecía desde un croissant o bollo relleno de chocolate hasta piña en rodajas, cereales, Nutella, queso o yogur natural o de fresa sin faltar la leche con chocolate, el zumo o el típico té inglés. A la hora de la comida, para sorpresa de todos, no había “fish & chips”, ¡sí, comen más cosas! Había varios tipos de ensaladas donde elegir además de arroz con tres salsas a elegir combinadas con pollo, ternera o verduras. De potre, bizcocho de chocolate con salsa de chocolate caliente por encima o gelatina que recuerde ahora mismo. Y para cenar, spaghetti boloñesa al más puro estilo italiano, arroz con verduras sobre pan de pita, ensaladas, etc. ¡Así que hambre, seguro que no van a pasar!

Esta mañana, después del desayuno, nos han llevado a Horsham, el pueblecito más cercano a nuestro cole (tan sólo 10 minutos en autobús) y nos han dado 2 horas de tiempo libre para poder explorarlo y hacer alguna que otra compra.

A nuestra vuelta, hemos comido y a la hora de la siesta, han realizado la prueba de nivel oral y la escrita. Después de haber demostrado sus amplios conocimientos de la lengua inglesa, como premio, nos han hecho un tour por el campus que es ¡enorme! Cuenta con unos edificios preciosos, piscina climatizada, campos de fútbol y unos prados interminables entre otros. Después, han tenido la oportunidad de hacer una primera prueba de contacto en una clase de calentamiento en la que han tenido ocasión de ser ellos mismos los profesores por un instante y presentar al resto del grupo ¡sus propias normas! Su profesor de hoy ha sido Alex, un profe muy dinámico y divertido con un perfecto acento británico.

Y después de cenar y para recibirnos como se merece, han tenido nada más y nada menos que la oportunidad de ir a la disco light en el hall del Big School con su música y lucecitas de colores, aunque para mí, lo mejor de todo ha sido ver a los distintos alumnos de nacionalidades como la francesa, italiana o china dando botes juntos. Como habréis podido comprobar, aburrirse, no se aburren y como ya se nos ha agotado la pila a todos, vamos a planchar la oreja un rato que mañana toca más y mejor.

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!