5 beneficios de estudiar un año escolar en Estados Unidos

beneficios de estudiar un año escolar en estados unidos

Comenzamos este post lanzado una pregunta: ¿quién no ha soñado alguna vez con estudiar inglés en un instituto en Estados Unidos? La verdad es que a todos en algún momento nos hubiera encantado vivir la experiencia de realizar un año escolar en Estados Unidos y no tener que imaginarla a través de series de televisión como “Sensación de vivir”, “Buffy Cazavampiros”, “La gemelas de Sweet Valley” o películas como “El Club de los 5” o “Fuera de onda”.

Todos tenemos en la cabeza muchos clichés que nos han dejado estas series y películas sobre el día a día de un instituto americano:

  1. Los estudiantes se dividen por “tribus” en los institutos. Están los deportistas, las animadoras, los empollones, los miembros de la banda de música, los encargados de hacer la revista del colegio… Siempre debes pertenecer a uno para no quedarte solo.
  2. Las animadoras siempre van vestidas de animadoras. Da igual que vayan al cine, a clase, al dentista… Ellas son las animadoras y lo quieren dejar muy claro en todo momento.
  3. La estrella del equipo de fútbol americano siempre necesita ayuda para aprobar o, en caso contrario, no podrá seguir jugando y echará a la basura una exitosa carrera.
  4. Los bailes del instituto son fundamentales en la vida estudiantil. Tu vida no tiene sentido si no tienes pareja que te acompañe. Si eres el chico, antes de poder llevar a tu pareja deberás soportar un terrible interrogatorio de su padre en el que es muy probable que te enseñe un arma de fuego recordándote cuánto quiere a su hija.
  5. En la elección del “Rey y reina” del baile siempre hay sorpresas de última hora y nunca ganan los favoritos.
  6. El descanso entre clases es fundamental para las relaciones sociales. La vida social de un pasillo de instituto americano es equiparable a la de un sábado por la noche en España.
  7. Las taquillas de los estudiantes son auténticos agujeros negros donde te puedes encontrar desde cartas de amantes secretos a notas amenazantes o a algún empollón metido dentro.
  8. A los 16 años ya se puede conducir y tus padres siempre tienen una furgoneta vieja para ti con la que poder ir a la casa de la playa de juerga con tus amigos.
  9. Conseguir una beca para llegar a un gran equipo NCAA es el sueño de todo el equipo de baloncesto. Además se clasificarán para las finales del Estado con una canasta en el último segundo.
  10. Irte de vacaciones con tus compañeros de clase al finalizar el curso es fundamental para tu entrada en la vida adulta.

 Estudiar un año académico en Estados Unidos

 

Deja de soñar y prepara las maletas

Quizás para muchos de nosotros este tren ya ha pasado, pero para las nuevas generaciones cursar un año académico en Estados Unidos no es imposible sino una oportunidad muy real y valiosa. Sin duda, uno de los mejores programas con el que tienes la posibilidad de estudiar inglés en Estados Unidos es el programa J1. A continuación, os vamos a presentar los 5 beneficios de realizar un año escolar en Estados Unidos con el programa J1. Comenzamos con la lista:

 

1. Una opción muy económica para estudiar un año escolar en USA

Para muchas familias, el principal impedimento para enviar a sus hijos a realizar un año escolar en Estados Unidos es el tema económico. Sin duda, estas familias desconocen las características del programa J1, el más asequible de todos.

¿En qué consiste este programa?

El programa J1 está subvencionado por el gobierno estadounidense, por el Department of State. El objetivo del mismo es que estudiantes internacionales se integren en un instituto público y en la comunidad donde residan con sus familias anfitrionas, aunque también es válido para personas que quieran trabajar o realizar un au-pair en Estados Unidos.

Al escoger este programa tendrás acceso a un visado para Estados Unidos J1 que te dará permiso para estudiar durante un año o un semestre en un centro escolar público de alguna localidad de los Estados Unidos. La particularidad de este programa es que no puedes elegir en qué ciudad vas a desarrollar tu estancia. Como ya hemos comentado antes, este tipo de visado también está destinado a cualquier persona que vaya a trabajar, realizar un periodo de prácticas o investigación, incluidos en programas de intercambio cultural patrocinados por organismos sin ánimo de lucro llamados sponsor.

Estudiar en Estados Unidos supone tener que cumplir de forma estricta una serie de normas durante la duración de tu estancia. El incumplimiento de estas normas supone la expulsión inmediata del programa y por tanto, del país. Ya sabéis que los americanos se toman muy en serio las cosas.

Para este programa las plazas son muy limitadas y normalmente las inscripciones deben realizarse antes del mes de marzo, por lo que si te interesa invertir en tu futuro de esta manera, te recomendamos que te pongas en contacto con las agencias que gestionan este programa  a través de la empresas u organismos sponsor.

familias voluntarias beneficios de estudiar un año escolar en estados unidos

 

2. Familias voluntarias en USA: una relación para toda la vida

Casi tan importante como la experiencia de estudiar en un año escolar en un instituto en USA es la relación que vas a vivir con tu familia anfitriona que en muchos casos no se va a limitar a esta estancia si no que se convertirá en tu segunda familia.

En el programa J1 las familias de acogida son voluntarias, es decir, no reciben ninguna compensación económica por acoger al estudiante extranjero. Para estas familias este programa supone una oportunidad ya que les permite conocer culturas diferentes a la vez que ellos se muestran orgullosos de poder enseñarte la suya.

Para el estudiante supone experiencia única e increíble ya que, dadas las características especiales de este programa, la integración es total y le va a permitir conocer en primera persona las costumbres más americanas como el Día de Acción de Gracias, la Super Bowl, Halloween, las barbacoas comunitarias…

El programa se desarrolla en pequeñas localidades donde el papel de la comunidad es fundamental. Integrarte dentro de dicha comunidad te permitirá sumergirte de forma completa en la cultura americana ya que, entorno a este concepto, gira el día a día tanto del instituto como de la localidad.

 

3. Un paso adelante en tu formación como persona: competencia intercultural, madurez y tolerancia

Sin duda, uno de los principales beneficios de realizar un año escolar en extranjero —en este caso en los Estados Unidos— es la evolución que tiene el estudiante que realiza este programa en su ámbito personal, desarrollando de forma exponencial la madurez, la seguridad en sí mismo y su capacidad de afrontar responsabilidades. Convivir en una sociedad multirracial como es la americana permite a su vez desarrollar valores como el respeto y la tolerancia hacia lo diferente.

Pero sin duda, es el desarrollo de la competencia intercultural el valor más importante que desarrollará el estudiante y que será fundamental en su desarrollo profesional. Actualmente las grandes multinacionales buscan perfiles de este tipo ya que son personas con capacidad para integrarse en equipos de trabajo multidisciplinares y multiculturales.

 

4. Un sistema educativo que te permitirá crecer

Uno de los principales beneficios de realizar un año escolar en Estados Unidos es poder estudiar  en un sistema educativo único, completamente diferente al sistema educativo español al que estamos acostumbrados.

Si hay algo que caracteriza al sistema educativo estadounidense es el gran dinamismo de sus clases y la impresionante variedad de opciones académicas que ofrece para todos los estudiantes. El sistema de elección de asignaturas es muy distinto al español, pues cada alumno, además de cursar las asignaturas obligatorias (inglés, matemáticas, ciencias…) deberá elegir varias asignaturas optativas y el nivel o grado de dificultad de cada una de ellas. Las posibilidades de elección son impresionantes: fotografía, ciencias de la salud, idiomas, contabilidad, economía, informática, automoción, música, mass media… Por este motivo, y como ya hemos comentado en tono divertido anteriormente en relación a los descansos entre clases, son los alumnos los que se desplazan de clase en clase y no el profesor, ya que son aulas muy especializadas.

Las clases en los institutos estadounidenses son muy dinámicas y la participación del alumno es el eje fundamental. Los profesores tiene un papel muy importante ya que se convierten en los guías y consejeros de los estudiantes y se esfuerzan al máximo por desarrollar al máximo las habilidades y capacidades de sus alumnos. Los trabajos en grupo y la creación de proyectos cobran una gran importancia ya que los estudiantes deben demostrar su capacidad de “saber hacer”.

El sistema de calificaciones puede variar en gran medida de un Estado a otro, pero lo que es común a la mayoría de centros escolares es la importancia del denominado código de honor. Cualquier incumplimiento de este código, relativo a la honradez académica —como el plagio en trabajos y exámenes— puede ser duramente sancionado.

El centro educativo es el motor de la comunidad local y ahí se organizan muchas actividades como hemos podido ver en las series de TV y películas teen movies americanas: grupos de teatro, periódico o revista del centro, bailes y fiestas, equipos deportivos del centro…

deportes beneficios de estudiar un año escolar en estados unidos

 

5. La mejor puerta de entrada para las universidades

Una de los principales beneficios de cursar un año académico en los Estados unidos es la posibilidad de poder realizar tus estudios universitarios en alguna universidad estadounidense. Completar tu formación cursando tus estudios universitarios en los Estados Unidos supone darle un empujón a tu currículum vitae ayudándote en tu entrada en el mercado laboral.

Las universidades americanas fomentan las relaciones con las empresas privadas potenciando la investigación a partir de colaboraciones y proyectos conjuntos mediante la fórmula de patrocinio, lo que permite a las empresas tener una cartera de universitarios brillantes siempre disponibles. Además, en las universidades americanas se incentiva de una forma notable la actitud emprendedora.

El sistema universitario americano cuenta con más de 4.600 centros tanto públicos como privados. Un punto muy importante dentro del sistema universitario americano es la diferencia entre College y Universidad:

  • El College es una institución de educación terciaria que ofrece estudios de pregrado —generalmente de cuatro años de duración— otorgando un título de Bachelor.
  • Mientras que, bajo el concepto de Universidad, denominamos aquellos centros que pueden impartir estudios de pregrado y postgrado. Hay carreras que deben realizarse en estudios postgrado como medicina, empresariales, derecho… Aun así, gran parte de los estudios postgrado son de tipo master o doctorado.

El sistema universitario estadounidense cuenta con algunas de las universidades más prestigiosas del mundo. La “Ivy League”, denominación de una conferencia de la NCAA (la Liga Universitaria de Baloncesto), ya era utilizada para nombrar a un grupo reducido de universidades que tienen en común unas connotaciones académicas de excelencia, así como de elitismo por su antigüedad y admisión selectiva. Entre ellas podemos encontrar las universidades de Princenton, Yale, Harvard o Cornell. Fuera de este grupo de universidades destacan California Institute of Technology (CALTECH) y Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde podemos encontrar una de las escuelas de negocios más importantes del mundo, la Standford University. Otro caso muy interesante es el de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, una de las universidades privadas más reconocidas de Estados Unidos que brilla tanto a nivel académico como a nivel deportivo.

Y es que dentro del sistema universitario americano destaca el sistema de becas deportivas que permite a los estudiantes con un alto nivel deportivo acceder a la universidad. No hay que olvidar que una carrera universitaria en Estados unidos puede costar entre 40.000 y 100.000 dólares. Las becas deportivas asumen como normal general un 90 % de este importe. Mientras, el deportista becado se compromete a mantener una media de nota de aprobados para poder mantener la beca durante toda su vida universitaria.

La beca permite al estudiante compaginar tanto su vida educativa como su vida deportiva. Las competiciones universitarias tienen audiencias millonarias y, en muchos casos, son trampolines a las ligas profesionales a través de los populares “drafts” de selección de jugadores. Sin duda los más famosos en España son los de la NBA. En especial estas becas son una gran oportunidad para deportistas femeninas ya que en el deporte universitario americano, las ligas femeninas y masculina tienen la misma repercusión mediática y conseguir una beca de este tipo puede suponer un paso adelante muy importante para sus carreras.

Para un estudiante extranjero que no haya realizado sus estudios preuniversitarios en los Estados Unidos, aparte de sus méritos deportivos, deberá superar diferentes exámenes que evalúan su capacitación tanto en inglés (Examen TOEFL) como en otras materias (SAT). Si quieres saber un poco más de este programa puedes ponerte en contacto con nuestros asesores personales que te informarán a fondo del programa y de los requisitos necesarios para poder realizarlo. ¡Prepárate a vivir una experiencia de cine!