26 de julio – Día 21- Despedida de Dublín y entrega de diplomas

 

Hola amigos, amigas y familias,

Hoy es un día diferente, aunque los chicos de Newlink siempre muestran su mejor cara, hoy se notaba que era su último día y las caras de los chicos se llenaban de tristeza cuando unos u otros lo recordaban.

Por la mañana, nos despediríamos de la ciudad que nos ha acogido y que ya sentimos como nuestras. Recorrimos las transitadas calles del centro, por donde tantos buenos momentos hemos pasado y las cuáles permanecerán en nuestro recuerdo hasta nuestra próxima visita a la capital de Irlanda.

Tras la comida, volvían por última vez a las clases para despedirse de sus profesores y compañeros. Son muchos los amigos que hemos visto pasar y hoy nos toca a nosotros despedirnos. Los profesores se han portado de manera maravillosa con los chicos y a las 5.30 el director de estudios les recogía para llevarles a la sala donde sería la graduación. Allí les darían los diplomas que certifican que los chicos han realizado el curso en diferentes niveles.

Hoy, entre todos habían decidido que no cenaríamos en el comedor del campus. Los chicos querían cenar de manera especial todos juntos en algún restaurante de las inmediaciones. Después de cenar, todos los chicos se quedaban en la sala común del bloque en la que pasaban toda la tarde cantando canciones y recordando las aventuras que han vivido en estas tres inolvidables semanas.

Es un día en el que toca hacer balance. Con mucha tristeza mañana nos despediremos con el sentimiento de que este gran grupo ha sido una gran familia que ha convivido de una manera excepcional.

Durante estos 21 días he disfrutado mucho escribiendo este blog, cada instante del día era recordado y gracias a esto tenía la posibilidad revivir cada momento. Pero sin duda los grandes momentos me los han dado estos chicos a los que solamente tengo palabras de agradecimiento y gratitud.

Paula del Río, Carmen, Julia, Agustín, Carlos Sánchez, Ana Sánchez, Pablo, Paula, Paloma, Andrea, Sandra, Ana García, Carlota, Carlos de Ana, Gustavo, Darío, Rocío e Inés; desde aquí quiero expresaros que me siento muy privilegiado de haber sido vuestro monitor responsable. Es muy difícil que en un viaje tan largo y con tantos chicos y chicas no surja ningún problema, vosotros lo habéis conseguido, muchas gracias. Espero que todos vuestros sueños se hagan realidad y que recordéis siempre este viaje como algo bonito y útil para vuestro futuro.

A vosotros, las familias, desde mi escritorio en la habitación del campus donde cada día he escrito este blog con la ilusión de que sirviera para que vuestros hijos estuvieran más cerca; también quiero agradeceros el comportamiento ejemplar que habéis tenido. Enhorabuena por los hijos que tenéis, son un gran tesoro.

No me queda mucho por decir, espero que el año que viene volvamos a encontrarnos, citando a Mark Twain os deseo lo mejor en las aventuras que os quedan por vivir.

Viajar es fatal para el prejuicio, la intolerancia y la estrechez de mente

Buenas noches,

Dublin 2016

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!