26 de julio – Día 20 – ¡Hasta pronto!

 

Ahora sí que, llegó el día en el que gastaríamos nuestros últimos cartuchos… el último día conociendo el Reino Unido. Y ¿qué mejor manera de aprovechar las últimas 24 horas que conociendo una nueva ciudad? Además hoy Juan ¡ha cumplido 13 años! O sea, que teníamos ganas de celebrar por partida doble. Con el coche de Joss y el mini bus de Hellen, nos hemos ido a conocer la ciudad de Hastings. Incluso hemos tenido un nuevo acompañante llamado Spud al que hemos paseado con mucho gusto.

DSCN1293

(Let’s go!)

Nuestra primera parada fue el pueblo Battle. Fuimos a visitar su abadía, a pasear por los jardines del alrededor y, ya que estábamos, a jugar un rato en los columpios.

IMG-20160726-WA0047

(En la Abadía de Battle)

Tras conocer un poco la historia de este lugar, nos subimos de nuevo a los coches para llegar hasta Hastings y hacer una parada para comer en una explanada de césped desde la cual teníamos unas vistas preciosas de la ciudad de Hastings con el mar de fondo.

DSCN1321

(Vistas de Hastings)

DSCN1320

(El grupo con Hellen y Spud)

Después de reponer fuerzas, bajamos dando un paseo al centro de la ciudad y estuvimos ojeando las tiendas y callejeando un poquito. Cuando terminamos, ¡Hellen y Joss nos invitaron a todos a comer Fish&Chips y helado! Después de esta “merienda”,  nos acercamos hacia la playa y visitamos el parque de atracciones. Algunos quisimos poner nuestros estómagos a prueba y  entramos en la casa de terror, aunque no consiguieron asustarnos demasiado, ¡haría falta algo más que una casa del terror para meternos miedo! Así, cogimos un funicular que nos llevaría de vuelta a lo alto de la ciudad.

DSCN1340

(En el funicular con Hellen)

Una vez arriba, volvimos a subirnos al autobús rumbo a Brighton. Aunque el día no terminó aquí, pues era el cumpleaños de Juan y, además, nuestro última noche en Shoreham, así que fuimos a cenar juntos a nuestro querido Meeting Point, el sitio donde hemos estado quedando cada mañana y cada tarde que teníamos algún plan todos juntos. Hemos tenido algún percance con los horarios de autobús y ¡¡Juan se nos ha escapado sin soplar las velas!! Así que mañana de camino al aeropuerto volveremos a tener celebración, que seguro que nos ayuda a llevar mejor las despedidas.

Hoy no nos despedimos porque, en pocas horas, estaremos juntos contandóos todo lo que habéis ido leyendo en este blog ¡y mucho más! Parece que fue ayer cuando estábamos subiéndonos al avión, aún desconocidos los unos para los otros, con las mochilas llenas de ganas y nervios. Mañana, 27 de julio, volveremos a encontrarnos en el mismo lugar pero en el equipaje llevaremos experiencias, recuerdos y un montón de ganas de repetir. Para vosotros será un “hola”, y para nosotros no será un “adiós”, sino un “hasta pronto”.

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!