Hi there familias! Después de unos ajetreados días de vuelta, y pidiéndoos disculpas por el retraso, traemos el capítulo final de nuestra aventura en Hull.

El miércoles 25 de julio nos tocaba el momento más esperado desde el principio de la semana, el examen de Trinity. Nos levantamos para desayunar e intentar estar lo más frescos posibles para el examen, nos juntamos para ir con tiempo al lugar en el que se hacían, y a esperar. Después de toda la práctica que habíamos realizado los dos días anteriores, estábamos bastante seguros de que la cosa iba a ir muy bien. La examinadora oficial era muy agradable, e hizo sentir muy cómodos a los estudiantes. Incluso tenía un tema en común con todos, que es que le gusta y conoce España. Dado que el examen de Trinity consiste en una pequeña conversación oral sobre varios temas y un tema que los chicos escogen, resulta bastante fácil poder hablar y realizar la prueba con comodidad. Algunos iban nerviosos, pero bueno, a fin de cuentas nunca es malo ser consciente de la importancia de un examen, sea oral y de 10 minutos o escrito y de dos horas.

Tras una larga mañana de espera y nervios, obtuvimos los resultados. El sobre blanco contenía los reports… ¡todos aprobados! ¡Alegría general!

Tras la comida y un rato de descanso, nos dirigimos juntos hacia Cottingham, el pueblo más cercano al campus, a realizar las compras de última hora. No es que a esas alturas nos quedasen muchas libras, pero para regalos para la familia y comida siempre hay.

IMG_20180725_163147

Al volver al campus tocaba hacer maletas, descansar y ver a los compañeros que quedaban allí. Es impresionante lo mucho que se puede llegar a querer a la gente en tres semanas.

El jueves 26 tocaba despedida. Tras una mañana de organizarnos y despedirnos, de otros estudiantes y del staff inglés, además de echar alguna que otra lágrima, pusimos rumbo a Mánchester, esta vez para coger el avión.

IMG_20180726_123704

Después de pasar el check-in y diversos controles en el complicado aeropuerto de MCR, cogimos nuestro avión sin retraso, y llegamos a Barajas. Tocaba la primera despedida. Nacho, María, Alicia y Mario se separaban del resto en Madrid, al ser de los pocos que quedaban que no eran de Vigo. Los demás nos dirigimos a nuestro avión final, que nos llevaría a Santiago de Compostela. Muy rápido llegamos y, tras coger las maletas, nos esperaban nuestras familias y amigos en la puerta para darnos un gran brazo y una bonita bienvenida.

IMG_20180726_213510

Y hasta aquí nuestro viaje.

Desde el punto de vista de esta monitora, ha sido un verdadero placer traer a estos chicos a Reino Unido. Han sido un grupo excelente, con muy buen comportamiento, muy amigos y muy compañeros. A pesar de ser de regiones, edades y caracteres muy dispares, han sido un GRUPO, así, con mayúsculas. Da gusto pasar tantas horas con muchos jóvenes, que no haya grandes problemas, y sobre todo, que haya risas desde el principio hasta el final. ¡Se les echa ya de menos!

Gracias por estar ahí, y esperamos que os hayan gustado nuestras narraciones.

Eva.

Goodbye!