23 de Julio – Día 18 – Día libre y galería de ciencias

 

Hola a tod@s,

Por fin sábado y los chicos disfrutarán hoy de un día más relajado en el que poder descansar y tener algo más de tiempo libre. Además, hoy no hay clase.

Ya se acerca el final de nuestra aventura y por eso los chicos no quieren perderse ni tan siquiera un momento. De hecho, aunque hoy podían dormir un poco más por la mañana, ellos, nada perezosos se despertaban en el horario habitual e iban a desayunar al comedor de la residencia.

Como tenían la mañana libre hasta las 12.30 se quedaban paseando y hablando por las diferentes partes que tiene nuestro campus. A las 12.30 habíamos quedado y minutos antes de esa hora ya estaban todos preparados para ir a comer.

Aunque contábamos con el pic-nic que los chicos del Staff nos preparan para comer los sábados, todos preferían comer en uno de los restaurantes que se encuentran frente al campus. Por eso, no tardabamos ni 10 minutos en coger asiento y pedir nuestro delicioso menú.

aa3

Muy poco han tardado en devorar su comida y rápidamente nos montaríamos en el autobús urbano que nos llevaría hasta el centro de la ciudad. Allí, dentro del Trinity College, visitaríamos una galería de ciencias. En esta ocasión había una exposición sobre el funcionamiento de la ojo humano muy interesante. Gafas de realidad virtual, cámaras de alta definición y otros muchos experimentos expuestos hacían que nuestros chicos atendieran intensamente a cada una de estas presentaciones.

Tras pasar por la tienda del museo, nos dirigiríamos al conocido Temple Bar, una de las zonas más famosas y concurridas de la ciudad. Aquí disfrutaríamos  del gran ambiente de la tarde de sábado en Dublín. Aunque sin poder entrar en los bares, podíamos gozar con la música en directo que en casi todos estaba teniendo lugar.

aa2

Muy pronto llegaba la hora de volver a la residencia pues la cena nos esperaba. Además, hoy era un día especial puesto que nuestros amigos los rusos se despedirían de nosotros.

Ese ambiente de despedida se hacía notar en el campus, los chicos se firmaban camisetas y banderas unos a otros. Muchísimas fotos, regalos y algún que otro llanto se dejaban caer por nuestro bloque de habitaciones. Con mucha pena despedíamos a Paulina, Ilía o David entre otros.

aa4

El día terminaría con una discoteca con ambiente de despedida. Aunque muchos italianos son nuevos en el campus pero nuestros chicos se comienzan a despedir de algunos de los grandes amigos que aquí han hecho. Con todos ellos se han estrechado muchos lazos y todos desean tener una nueva oportunidad para volver a verse.

Mañana es domingo e iremos a Kilkenny, bonita ciudad medieval irlandesa. Antes nos tocará despedir a nuestros amigos Cántabros que vuelven a nuestro país. Serán momentos muy tristes.

Buenas noches.

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!