22 julio – Día 19 – Revisitando Lincoln, sus calles y sus lugares emblemáticos

 

Otro día más saludamos a todas las familias desde Hull. ¿Preparados para saber cómo nos ha ido hoy? Pues como todos los fines de semana tocaba realizar un viaje a una de las ciudades cercanas, pero al haberlas visitados todas nos tocaba elegir cuál queríamos volver a ver. Al final y tras una reñida votación elegimos ir primero a Lincoln, así que allí nos tocaba dirigirnos hoy.

Foto de grupo frente a la catedral de Lincoln-min

Como recordáis Lincoln nos abrió las puertas de su catedral y su castillo la primera vez que vinimos, por lo que en primer lugar nos dirigimos a estos emblemáticos lugares para fijar el punto de reunión. La última vez que vinimos todo nuestro tiempo se ocupó en torno a estos grandes monumentos, por lo que esta vez tocaba viajar al centro de este pueblecito de cuento y ver sus gentes, sus tiendas y sus calles más concurridas.

Para ello partíamos desde el punto más alto de la ciudad, donde se encontraban situados tanto la catedral como el castillo. Desde ahí, una prolongada colina nos esperaba de camino al centro de la ciudad, algo que para bajar no habría problema, pero que sufriríamos a la vuelta.

Bajando por las colinas de Lincoln-min

En el centro de Lincoln pudimos disfrutar de una gran selección de tiendas para una ciudad tan pequeña, pero también de paisajes más propios de una  ciudad medieval, incluyendo restos de la antigua muralla o canales en torno al río que la cruzaba. Algunos de nuestros estudiantes fueron capaces de encontrar hasta un restaurante español en una de las callecitas del centro, donde aprovecharon para recordar los sabores de casa. ¡Se nota que echan de menos la comida española!

Comiendo tapas españolas en Lincoln

En general, el día de hoy fue mucho más tranquilo y a nuestro ritmo, pudiendo disfrutar de la ciudad mucho más pausadamente y sin prisas. Aunque a la hora de regresar todos sufrimos una de las colinas más pronunciadas que habíamos visto nunca. ¡Menudo ejercicio de piernas nos llevamos de Lincoln!

Una vez de vuelta en el campus pudimos cenar y terminar de descansar viendo una de las películas que se proyectaban en la sala principal. Aunque muchos de nuestros estudiantes prefirieron irse pronto a dormir ya que mañana nos tocaba el último y largo viaje antes de la vuelta a España. ¡Hasta mañana, familias!

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!