¿Qué tal familias?

Pues como ya sabéis, comienza nuestra última semana en Dublín y ya se empieza a notar que los chicos ven el final más cerca. Además, muchos de sus compañeros se han ido ya o les queda poco tiempo y se nos está quedando el campus vacío…

Por la mañana los chicos disfrutaron de sus clases y hubo algunos cambios porque teníamos un nuevo grupo de Italia y había que mover clases pero en general todo muy bien.

La actividad que teníamos para la tarde era algo más activa que las excursiones que solemos hacer los lunes pero que en realidad fue muy divertida.

Tras el almuerzo en cafetería, nos llevaron a Skill Zone Complex. Un centro en el que tienes que realizar un número de deportes con diferentes pruebas en un tiempo determinado. Nos dieron unas tarjetas en las que teníamos que apuntar la puntuación que conseguíamos y podían jugar dos o tres personas por equipos.

Los deportes eran: tennis, baseball, basketball, gaelic football, soccer, tiro, golf y escalada. Al principio parecía fácil pero creerme que algunos eran más difíciles de lo que parecían… Lo bueno es que lo pasamos bien y pudimos competir un poco entre nosotros.

Por la noche, decidimos quedarnos en el campus, realizar algunas actividades deportivas o simplemente descansar un poco y así los estudiantes tuvieran tiempo de despedirse de sus compañeros. Fue un momento muy bonito y divertido.

¡Nos vemos mañana familias!