¡Hola, familias!

Se acabó el primer lunes de la semana y último de nuestra estancia en Hull. Y, para ser sinceros, ha sido un día tranquilo y poco dado a las fotos.

Nuestros alumnos se levantaron temprano para ir a desayunar y, a las 9.30, un profesor vino a nuestro bloque para una clase especial de preparación para el Trinity.

Este examen, que está teniendo lugar mientras vosotros leéis esto, está compuesto de una parte escrita  y una oral, en la que nuestros alumnos y alumnas van a tener que defender un tema ante un examinador que vendrá aposta a la residencia. En esa clase extra, nuestros estudiantes ensayaron un poco esta presentación y se les ayudó a reforzar un poquito más su presentación con algunas ideas extra sobre qué escribir y decir.

Por la tarde, tuvieron clases de nuevo, donde terminar definitivamente de preparar los exámenes. Y, para más inri, dedicaron el resto de tarde y noche a repasar para el examen.

¡No demasiado excitante pero sí bastante productivo!