¡Hola a todos!

Sé que este post llega con un poco de retraso, pero los últimos días han sido muy caóticos con los preparativos de nuestro regreso a España. Ya estamos todos de vuelta, pero me gustaría contaros cómo fueron nuestros últimos momentos en Liverpool, una ciudad que llevaremos en el corazón para siempre.

El domingo 21 teníamos día libre, así que nos levantamos un poco más tarde de lo habitual. A las 12 bajamos a la entrada de la resi para despedirnos de Mario2, que regresaba a España un día antes que nosotros. Cuando le recogió su transfer, nosotros cogimos nuestras cosas y fuimos dando un paseo hasta Liverpool One. Era nuestro último día, y allí aprovechamos para comer fuera y para hacer las compras de última hora. ¡Alguno pensaba que se le iría de madre el peso de la maleta! Pero por fortuna, eso no sucedió 😉

De vuelta en la residencia, vinieron varios monitores, entre ellos Alba, Jake, Shannon, para despedirse de nuestros estudiantes. Otro monitor, Yisak, nos trajo pizzas para organizar una mini despedida para nuestro grupo, y aunque ya nos quedamos un poco saciados y no nos entraba mucha cena, bajamos a despedirnos de Sky y Katie y darles una tarjeta firmada por todos nosotros para darles las gracias por su cariño de las últimas tres semanas.

¡Así que tocaba terminar de hacer la maleta para no olvidarnos nada! El lunes tuvimos que madrugar más de lo habitual, ya que los taxis nos vendrían a recoger a las 8 de la mañana. Todo se dio muy bien en el aeropuerto, ¡aunque el control de seguridad se nos hizo interminable! Después, como ya sabéis, nuestro vuelo salió con retraso, pero se nos hizo bastante corto porque algunos de nosotros nos quedamos un poco dormidillos. Ya se notaba el cansancio de tres semanas 🙂

Al final, en Barajas, nos tocaba despedirnos. Cada uno íbamos a seguir nuestro camino hasta llegar a nuestras respectivas ciudades. Pero lo bueno es que, con las tecnologías de hoy en día, los chicos podrán mantenerse en contacto. Y estoy segura de que no será la última vez que se vean 😀

Así que, ¡me despido de vosotros! Quiero daros las gracias a aquellos que me habéis leído durante las últimas tres semanas. Ha sido un auténtico placer ser la monitora de vuestros peques, porque han sido un grupo maravilloso. Ellos han hecho que haya merecido la pena el duro trabajo de estas semanas. Y no lo digo solo yo. Siempre lo supimos un poco, pero el domingo nos lo confirmaron: el nuestro era el grupo favorito de monitores y de Sky y Katie jejej

Feliz verano a todos. ¡Nos vemos en las redes!