¡Hola familias!

Comienza nuestro último fin de semana en Dublín y en esta ocasión nos vamos a un paraje natural cerca de la ciudad llamado Glendalough que se encuentra en el corazón del parque natural de Wicklow.

En este lugar pudimos visitar los restos de un monasterio lleno de historia y de cultura irlandesa. Cuando llegamos, fuimos al centro de visita en el que primero pudimos ver algunos de los restos encontrados en el lugar, después vimos un vídeo explicado y finalmente una guía del centro nos contó un poco de la historia y las anécdotas del lugar.

Tras conocer un poco la historia del lugar, pudimos pasear por los parajes hasta llegar a unos lagos rodeados por montañas. Algunos alumnos fueron valientes y se metieron un poco en el lago para comprobar la temperatura del agua. ¡No hacía día para nadar ni nada!

Después de disfrutar de un buen paseo y de unas vistas maravillosas, nos montamos en el bus para dirigirnos a nuestro próximo destino: Powerscourt Gardens. Una casa espectacular rodeada de impresionantes jardines de diferentes estilos y colores. Hasta pudimos ver un pequeño cementerio de mascotas.

Una vez finalizada nuestra visita nos dirigimos a la residencia donde los alumnos se fueron a casa y otros a descansar antes de la cena y actividad de la noche.

Por la noche, ¡tuvimos noche de Karaoke!