¡Hola familias!

Martes. Penúltimo día de clase y antepenúltimo en el país para algunos de nuestros estudiantes.

Esta semana estamos teniendo las clases por la mañana, de modo que las excursiones se hacen por la tarde, a las dos en punto, hora de comer española. Después de una sesión matutina de clases bastante relajada (nuestros estudiantes están ya integrados en las clases, aunque hayan venido algunos alumnos nuevos y se hayan marchado otros) y una comida en la cantina (el menú del día: pollo rebozado o guisado con arroz, que siempre puede acompañarse con ensalada, patatas y fruta), quedamos en el punto de encuentro a las 13.45 para hacer la actividad de por la tarde.

En esta ocasión, fuimos al campus principal de la Universidad de Hull, una universidad pública con más de 25.000 estudiantes de decenas de nacionalidades. Alan, nuestro activity leader, nos dio un tour por el recinto. Subimos al último piso de la biblioteca para disfrutar de las vistas de toda la ciudad de Hull y acabamos en la tienda de la universidad, donde los alumnos pudieron comprarse la sudadera con logo oficial.

Con esto, mañana seguiremos informando. Esta vez, para contar cómo fue la excursión a Beverly.