¡Hola familias!

Hemos llegado al fin de la segunda semana en nuestro curso aquí en Liverpool. Algunos grupos con los que hemos compartido clases ya se han marchado, pero a nosotros todavía nos queda una semana más y muchas cosas que hacer antes de volver a casa.

Como hoy era domingo, no teníamos ni clase ni actividad preparada con LILA*, así que hemos decidido aprovechar el día libre para hacer una excursión a una ciudad muy cercana a Liverpool: Chester.

Nos hemos levantado un poco más tarde de lo habitual, ya que era domingo, y hemos desayunado tranquilamente antes de ir a la estación de tren que tenemos muy cerca de la resi, a unos 10 minutos andando. Allí hemos comprado los tickets y hemos cogido el tren que nos llevaría a nuestro destino.

El grupo junto al Eastgate

Hemos hecho un pequeño tour por la ciudad, que por cierto es preciosa, hasta llegar a la zona de tiendas. Ahí hemos tenido tiempo libre que hemos aprovechado para comer, ya que hoy preferimos algo diferente a los packed lunches, y para dar una vuelta por las tiendas.

Cuando nos hemos vuelto a reunir, y ya que había salido el sol (había amanecido nublado), decidimos comprarnos un helado e ir a comérnoslo al solecito en el anfiteatro romano, sentados en el césped que lo rodea. Después, hemos bajado hasta el río Dee, cuya orilla estaba llena de gente que, al igual que nosotros, deseaba disfrutar del paisaje tan bonito que les rodeaba.

Tomando el sol en el Anfiteatro romano

Finalmente, hemos ido andando de nuevo a la estación para coger el tren de vuelta a Liverpool, ya que Sky y Katie nos iban a traer la cena sobre las 7. En el menú de hoy, Sunday roast, el asado de domingo que tanto les gusta a nuestros chicos. Han repetido y todo 😀

Así que ahora nos vamos a dormir. Tenemos que descansar, no solo por el día tan completo que hemos tenido hoy, sino porque mañana comenzamos una nueva semana (¡la última!) con clases matutinas.

Good night everyone!