11 julio – Día 9 – Museos de día y juegos de noche

 

 ¿Qué tal familias?

Este martes amaneció con el cielo bastante oscurecido. De hecho, llovió durante todo el día y las excursiones fueron pasadas por agua, algo que, para ser Gran Bretaña, no nos había pasado hasta hoy. Por la mañana esto no afectó demasiado, ya que estábamos resguardados dentro de clase. En cambio, por la tarde afectó al desarrollo de las actividades.

Teníamos programadas dos visitas en Hull: el Street Life Museum y el Museo de William Wilberforce. En la primera visita, pudimos ver el estilo de vida y el transporte público en Inglaterra en los últimos 200 años. Desde coches de caballos, a tranvías, coches, autobuses y motos, entre otros muchos. Una de las salas destacaba por su colección de juegos y máquinas antiguas que podían ser probadas allí mismo.

Clara y Belén en el museo-min

Justo al lado de este museo, encontramos nuestra segunda visita: el museo de William Wilberforce. El edificio era la antigua casa de este ilustre personaje de la historia británica. En ella, se explicaba los logros de Wilberforce, entre los que destacan la abolición de la esclavitud en Gran Bretaña y la influencia que tuvo sobre el mismo hecho en Estados Unidos.

Tras estas visitas pudimos volver a disfrutar del centro de Hull, aunque tuvimos que hacerlo cubiertos puesto que el día seguía sin acompañarnos. Una vez que volvimos a la residencia y cenamos, nos esperaba un torneo de fútbol, que no pudo llevarse a cabo debido al mal tiempo. Una pena porque nuestro equipo estaba buscando la revancha del anterior torneo y tendrán que esperar para conseguirla.  Sin embargo, se improvisaron otras actividades en el edificio principal: karaoke, bingo, baile y juegos de mesa.

Casino y juegos de mesa-min

A pesar de los impedimentos, lo pasamos muy bien y tenemos muchas ganas de la visita que nos espera mañana. ¿Queréis saber cuál? ¡Lo descubriréis en el siguiente post!

 

¡Sigue a Newlink en las redes sociales y no te pierdas ni un detalle!