Ya llegó la mitad de la semana 😉 ya va quedando menos para juntarnos otra vez el sábado e ir a DUBLÍN!

Pero hasta entonces, hay que disfrutar de esta semana. Y qué mejor manera que empezar con un sol radiante que luego se convierte en lluvia para el resto del día 🙁 Pero lo dicho, como somos irlandeses ahora, no necesitamos paraguas (Se nos ha olvidado más que nada, porque como hacía tanto sol, pues ni lo hemos pensado). Pero hay que hacerse los valientes 😉

Y bueno, el día empieza con nuestras clases tan geniales. Algunos, como es el caso de Nico, Javier, Carlota y Sara, tenemos la oportunidad de dar parte de las clases en la biblioteca, por lo que ayuda para salir un poco de la rutina de clases. Hemos hecho postales y todo. Todo genial 🙂 Otros hemos tenido la oportunidad de hacer con el profe nuestra propia comida. Un mix de las comidas que sabíamos, o medio sabíamos hacer… pero lo dicho, comibles al final. Esto está siendo una experiencia genial, en la que aprendemos inglés de una forma genial, que no encontramos en clases normales. Y esto cada vez mejora 🙂

Otro grupo hemos tenido la suerte (o al menos lo que dice Coral) de ir a visitar una de las primeras cárceles de Irlanda (y encantada), en Wiclow. Hemos tenido el gran placer de aprender a jugar al veo veo en inglés (gracias Coral :/ ) y a cantar alguna que otra canción durante el viaje en minibús (Gracias otra vez Coral, super entretenido :/ ). Y bueno, en la cárcel hemos aprendido lo que te pasa por portarte mal, así que papis y mamis, no os preocupéis que de ahora en adelante seremos los mejor hijos y alumnos y personas y todo que podamos. Una experiencia muy enriquecedora en ese sentido.

Y… mañana más, y a ver si puede ser incluso mejor