Queridos padres, it’s been a hard day’s night!

Seguro que a más de uno le suena esa frase, ¿verdad? Por un lado, podemos darle un significado literal. ¡Vaya día que hemos tenido! Por otro… seguid leyendo y lo descubriréis 😉

Desde que nos hemos levantado, el día prometía. ¡Ha vuelto el sol! Los pronósticos daban lluvia, y la verdad es que para la actividad que teníamos hoy era mejor tener el cielo despejado.

Pues como viene siendo costumbre, nos hemos levantado temprano, hemos desayunado en nuestras respectivas cocinas de la residencia y en cuanto hemos estado listos, hemos ido andando hasta la escuela. Hemos hecho este corto trayecto tantas veces, que podríamos hacerlo ya con los ojos cerrados.

Tras las clases y el consabido break de media mañana, ha llegado Sky con nuestros packed lunches, siempre a tiempo porque ya por esas horas nos está entrando toda la gusa. ¿Os acordáis de cómo, al principio, nos parecía tan raro comer a las 12? Ahora es algo normal para nosotros. Eso, y lo de cenar a las 6 de la tarde, es algo a lo que ya nos hemos acostumbrado, qué curioso.

Después de la comida, han llegado nuestras monitoras de hoy, Laura, Julia y Alba. Pero como ahora somos tantos estudiantes en la escuela, nos hemos dividido en tres grupos, y a nosotros nos ha tocado con un grupo de italianos y hemos tenido a Alba de monitora. La primera parte de la actividad consistía en la visita a Radio City tower, una torre de radio muy alta de la ciudad de Liverpool. Desde arriba hemos podido disfrutar de unas estupendas vistas de la ciudad, y de ahí que el cielo despejado haya ayudado tanto. Pero no solo se trataba de las vistas… Nuestros chicos han tenido que trabajar en parejas con sus compis italianos (para así tener que hablar inglés) para encontrar los diferentes edificios en un mapa sin nombres que hemos tenido que rellenar. Al final la pareja que más aciertos ha conseguido ha sido la de Mario2 y su compi Tomas. ¡Menudo ojo!

Mario1 en Radio City

Más tarde, teníamos la segunda parte de la actividad de hoy, y se trataba de una actividad que ha hecho mucha ilusión a uno de nuestros estudiantes. En concreto, a Lucía, que desde que ha oído que tras la torre íbamos al famosísimo Cavern Club, no ha parado de sonreír de la alegría.

Cavern Club… ese nombre os debe ser familiar, ¿no? Para aquellos que no lo sepan, Cavern Club (o el club más famoso del mundo, según sus carteles) fue ni más ni menos que el club que vio nacer a los Beatles. Sus primeros comienzos como banda fueron en este bar, y aunque no se trata del original (este cerró en los 70 y fue prácticamente enterrado), es una réplica exacta de cómo era el club durante los comienzos de la ‘Beatlemania’.

El grupo junto a la escultura de John Lennon

Así que como unos fans más de la música, nos hemos adentrado en la ‘caverna’, y allí nos hemos tomado unos refrescos mientras disfrutábamos de música en directo. ¡Ha sido una pasada!

Nerea con su compañera italiana

Aprovechando que el día estaba siendo muy British, ha llegado la guinda del pastel. Sky nos ha preparado una cena muy inglesa: bangers and mash. Y eso qué es, os preguntaréis. Pues lo que nosotros llamamos salchichas con puré de patatas, pero con un toque muy Brit. ¡Alguno ha repetido y todo!

Lucía a punto de comer su bangers and mash

Y con este festín que nos hemos dado nos vamos a descansar, que el día ha dado mucho de sí, ya lo dice la canción 🙂

¡Hasta mañana!